Depresión Postparto

Desde hace unos años se ha empezado a dar visibilidad a una serie de síntomas que muchas madres presentaban con la llegada de sus hijos o incluso antes de dar a luz. Actualmente no se nos hace raro escuchar la palabra: depresión postparto. Es importante poner el foco de atención en esta situación que tantas mujeres padecen, pero también es importante diferenciar que es depresión postparto y que no lo es, que síntomas acompañan a este trastorno, cuales pueden ser las consecuencias y que podemos hacer ante esta situación. Sin duda la maternidad supone uno de los cambios vitales más profundos que una mujer puede experimentar, se trata de un viaje en el que se pasa de ocupar un papel de hija a convertirse en madre. Tradicionalmente se presentaba la maternidad como un periodo idílico de felicidad y dicha, sin tener en cuenta las posibles dificultades que casi de manera irremediable, en diferente grado según las circunstacias, ocurrirán. Es un momento vital sin igual… en el que se ponen en juego nuestras experiencias tempranas y el papel de las figuras parentales que han formado parte de nuestra infancia. La maternidad además trae consigo un cambio de vida brusco, cambio de rutinas, donde el tiempo para las relaciones sociales y para la pareja se reduce y con una fuente de estrés importante, como es la responsabilidad de asumir el cuidado de un bebe. Todo esto aderezado por los cambios hormonales inherentes al embarazo y postparto.   Según el NIMH (National Institute of Mental Health) la depresión postparto es una alteración del estado de ánimo caracterizado por una profunda tristeza, irritabilidad,...

Hijos en el divorcio

El divorcio es una realidad familiar que se da con bastante frecuencia en nuestro país. Los últimos datos indican que en el 2018 fueron 99.440 parejas las que decidieron interrumpir su convivencia. En cuanto a las separaciones de las parejas con hijos en común la custodia recayó en la madre en un 61,6% de los casos, en un 33.8% fue compartida y tan solo 4,2% fue otorgada al padre.  Esta situación supone que las familias sufren un cambio en su estructura básica, en ocasiones con la perdida de alguna de las figuras y en otras ocasiones incluso con la incorporación de nuevas. Existen numerosas investigaciones intentando clarificar cuales pueden ser las consecuencias del divorcio en los hijos, pero no existen conclusiones absolutas. Existen muchísimas variables que afectan de manera variable: situación previa en el hogar, conflictividad pasada y presente de los padres, edad de los hijos, cambio de condiciones de vida tras el divorcio… Las reacciones emocionales de los niños ante el divorcio aparecerán de diferente forma dependiendo de la edad del niño. Los niños de 0 a 2 años perciben rápidamente los cambios dados en el ambiente. Ha esta edad la ausencia de uno de sus progenitores puede causar mucha angustia ante el desconocimiento de saber si volverá o no. Pueden aparecer episodios de llanto, irritabilidad y alteraciones en el sueño y alimentación. De 2 a 6 años pueden aparecer conductas regresivas como volverse a hacer pis en la cama, chuparse el dedo, querer dormir con los padres… además pueden aparecer rabietas, miedos, dificultad para separarse de los padres y quejas somáticas (dolores de tripa, dolor de cabeza…)....

La importancia de aceptar las emociones de los niñ@s

Existe una relación entre lo que los niños siente y la forma en la que se comportan. La labor de los padres o cuidadores no debe ser argumentar para que los niños cambien de emoción sino acercarnos a ellos, conectar, sintonizar con el sentimiento que pueden estar experimentando. En ocasiones sin darnos cuenta y en otras con el objetivo de que nuestros hijos salgan de las denominadas emociones “negativas” (tristeza, culpa, enfado…) tendemos a negar este tipo de emociones, aumentando sin darnos cuenta en ellos el nivel de tensión que están experimentando. Además, en este juego de las relaciones no solo entran en cuestión las emociones experimentadas por los niños sino las propias de los padres y las que se dan en el momento de la interacción. Os presento un ejemplo para poder entender esto de una manera cotidiana: Hoy se ha celebrado la fiesta de cumpleaños de tu hij@. Esa fiesta que tanto tiempo llevas organizando. Has visto que durante la fiesta ha disfrutado y tú has tenido que estar un tanto tenso pendiente de todos los detalles y acontecimientos que allí se daban. Al finalizar la fiesta y llegar a casa tu hij@ comienza a quejarse por ponerse el pijama, tener que irse a la cama… y finalmente te dice que no le ha gustado nada su fiesta de cumpleaños y que no lo ha pasado nada bien. En ese momento la respuesta instintiva de los padres puede ser: Pero si te he visto que lo estabas pasando genial, con el esfuerzo y dinero que hemos invertido para tu fiesta… última vez que celebramos tu fiesta de...

Navidad, Niñ@s, Regalos ¿Cómo podemos gestionarlo?

Nos encontramos en una época del año en el que no solo el espíritu de la navidad invade las calles… también hace acto de presencia el ambiente más consumista. En la televisión comenzamos a ver sin parar anuncios de juguetes de todo tipo y que por supuesto no pasan desapercibidos a los niños. Además, ya desde las vacaciones de verano empezamos a escuchar frases como: “el olentzero o lo reyes te ven todo el año… como no te portes bien… no te traen nada”. La navidad es una época del año de disfrute e ilusión para los niñ@s y es importante tener en cuenta algunas claves, para no caer en el exceso y para saber elegir los juguetes más recomendados según la edad de los niñ@s. Un exceso de regalos sobreestimula a los niñ@s, haciéndoles creer que pueden conseguir todo lo que pidan generando una baja tolerancia a la frustración y una constante insatisfacción. En los últimos tiempos los expertos hablan de la regla de los 4 regalos, os explicamos de que se trata. Esta regla se fundamente en la idea de que los niñ@s reciben durante esta época de navidad un número elevado de regalos, que en ocasiones el niño desenvuelve sin darles valor ninguno, quedando olvidados en esa abundancia de regalos. Además, también resaltan que los regalos no siempre tienen porque ser juguetes. Proponen que de los 4 regalos uno de ellos sea algo para usar (pijama, ropa, zapatos…) que no siempre tiene que ser un regalo decepcionante… sino que algo necesario podemos convertirlo en algo más atractivo si aparece en él un personaje que le guste,...

Violencia de Género

Desgraciadamente la violencia de género sigue siendo una terrible realidad que siguen sufriendo mujeres de todo el mundo. Limitándonos a la violencia de genero registrada en España durante este 2019, hasta la fecha se contabilizan un total de 52 víctimas mortales, de las cuales 41 no habían presentado denuncia. Además, en 37 de las 52 víctimas el agresor era su pareja. Analizando las estadísticas desde el año 2003 no se aprecia un descenso significativo en la tasa víctimas de violencia de género.  Dando lugar a cuestionarnos ¿se esta haciendo lo suficiente? ¿a qué niveles se debe actuar? La violencia contra las mujeres hace referencia a todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que causa o es susceptible de causar un daño o sufrimiento físico, psíquico o sexual. Las formas en que se ejerce esta violencia de forma directa sobre la mujer son: Maltrato físico: acciones de carácter intencional que conllevan daño y/o riesgo para la integridad física de la mujer. Se trata de conductas tales como: uso deliberado de la fuerza, golpes, empujones, palizas y las amenazas de provocarle daño. Maltrato psicológico: acciones que conllevan daño y/o riesgo de manera intencionada y ponen en riesgo la integridad psíquica y emocional de la víctima. Se da de múltiples formas: insultos, humillaciones, vejaciones, amenazas… Maltrato social y ambiental: se considera una forma de maltrato psicológico y se refiere al control, reclusión, prohibición de relacionarse y el abuso, o humillación en público que el abusador ejerce sobre la víctima. Maltrato económico: son los actos u omisiones destinadas a controlar, restringir, prohibir los asuntos relacionados con el patrimonio, dinero...