Violencia de género en adolescentes

La Organización Mundial de la Salud (2012) define la violencia de género (en adelante, VdG) como “todo acto de VdG que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”. Esto constituye un “delito invisible”, manifestación de la desigualdad entre hombres y mujeres existente en nuestra sociedad. Sin embargo, es necesario destacar que, a nivel europeo, España es uno de los países pioneros y más avanzados a nivel legislativo, pues se están implementando políticas de prevención y superación de este fenómeno tales como la promulgación de la Ley Orgánica 1/2014, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género (L.O. 1/2004). En España, el Instituto Nacional de Estadística (INE, 2020) registró, en 2019, 31.911 casos de mujeres víctimas de VdG, lo que supone un aumento de 2% respecto al año anterior. La población que ha sufrido un mayor aumento de número de víctimas ha sido la de mujeres adolescentes menores de 18 años, con un incremento del 6,2%. En este mismo rango de edad, además, encontramos un aumento de varones adolescentes denunciados por VdG (21,4%). Este incremento provoca una evidente alarma social, pues se ha demostrado que la VdG en adolescentes es un factor de riesgo para formas graves de violencia en las parejas adultas (Martínez, García y Velasco, 2018). Bascón, Saavedra y Arias (2013) señalan que la adolescencia es un período en el que aumentan de forma significativa los diferentes tipos...