El TDAH en la tormenta perfecta

En los últimos años estamos viviendo cambios importantes a nivel social, comandados principalmente por los avances que se están produciendo en torno a las tecnologías y en la forma de conectarnos. Sin embargo, más allá de juzgar si los cambios que estamos sufriendo son positivos y negativos (en todos los cambios hay implícitas pérdidas y ganancias), éstos tienen consecuencias como seres sociales y, también, como seres individuales. Sea como fuere, nuestra salud mental requiere de unos procesos para el cambio, de unos tiempos determinados que no se pueden forzar. Así, la salud mental históricamente nunca ha sido uno de los aspectos que más hemos cuidado como seres humanos, de manera que aún hoy en día mucha gente piensa que tener un trastorno supone simplemente una manifestación que tiene como objetivo conseguir algún tipo de ventaja o de atención. Mientras tanto, la presión sobre aquellos que sufren problemas de salud mental se acrecenta, más aún por la influencia de este tipo de pensamientos sociales, y muestra de ello es el crecimiento exponencial que están sufriendo índices como los de suicidios, tanto en intentos como en consumaciones, afectando cada vez a un estrato de población de menor edad. El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) como constructo ha supuesto un laboratorio de ensayos sociales y la diana perfecta de las críticas habida la situación actual. Pese a ser descritos sus signos y síntomas ya a mediados del siglo XVIII, aún hoy existe cierta controversia en torno a su existencia, pese a todo el conocimiento irrefutable generado en torno al mismo en más de 200 años (para una revisión de...

Neuroescuela 2022

Por cuarto año consecutivo, nos lanzamos a organizar la actividad que los peques y no tan peques (sus aitas) más disfrutan: la Neuroescuela. El cartel que hemos diseñado para este año, lo tenéis aquí: Os vamos a explicar algunas dudas habituales que nos estáis preguntando estos días: ¿Qué es la Neuroescuela 2022? Son unas colonias que organizamos desde Psicología Amorebieta con el fin de que los más peques de la casa puedan disfrutar de otra forma el verano, en una actividad que conjuga diversión y aprendizajes por partes iguales. Y es que todas las semanas habrá un mínimo de una salida lúdica (piscina, excursión, etc.), de manera que el resto de días se llevarán a cabo talleres de habilidades sociales, estimulación cognitiva, inteligencia emocional y regulación y, cómo no, todo mediante juegos, manualidades, etc. Todo ello en grupos reducidos. ¿Quién imparte la Neuroescuela 2022? Todas las actividades serán dirigidas en todo momento por profesionales de la psicología que integran el equipo de Psicología Amorebieta, de forma que no hay monitores, sino psicólogos que llevan a cabo actividades y acompañan incluso en las salidas a todos los niños, siempre en grupos reducidos, aunque para el mejor aprovechamiento de una actividad, si surgieran varios grupos, es posible que se juntaran en algún o algunos momentos; pero siempre acompañados por al menos un psicólogo ¿Cuánto cuesta? Nuestra prioridad siempre ha sido ajustar al máximo de las posibilidades los precios de esta actividad, de cara a que puedan ser asequibles a todas las familias que quieran participar. Por ello, si se apuntan 2 o más hermanos, o si sois familia numerosa, tendrás un...

La influencia del maltrato en el cerebro infantil

¿Qué sucede cuando, en el momento nuclear donde más vulnerables nos sentimos (primera infancia), nuestros seres queridos nos abandonan? ¿Es lo mismo si la vivencia de vulnerabilidad es puntual y aislada, o si por el contrario ésta se mantiene por un lapso temporal relativamente amplio? ¿Y si, además, este impacto longitudinal se da al mismo tiempo que nos desarrollamos emocional y cognitivamente? Claramente, no. Y si además, ¿más allá de un abandono y dejación de la función paterno-materna, existe un maltrato activamente ejercido (físico, sexual, etc.)? Claramente, el daño psíquico y neurológico se presume aún más severo e incluso más orgánico e irreversible. Y ciertamente es así: a más temprana e «intensa» (entendiendo como tal lo invasiva y dañina que pueda resultar) la experiencia traumática, más daños se generan a nivel cerebral. Lamentablemente, este tipo de experiencias son relativamente frecuentes, y los estudios han constatado que vivenciar 4 o más de estas llamadas Experiencias Infantiles Adversas (EIA) suponen un peligro notable para nuestra integridad física y mental, existiendo una relación entre la «dosis» de esta EIA y sus consecuencias en nuestra salud. Cabe reseñar que algunos estudios han constatado la vivencia de 1 EIA en un 25-64 % de la población, y la de 4 o más en el 12,5 % de casos aproximadamente, por lo que es habitual encontrarnos personas con traumas o vivencias extremas en la infancia alrededor nuestro. v Como antes se ha mencionado, la vivencia temprana de EIA habitualmente genera cambios en el funcionamiento de diversos sistemas del organismo del niño, entre los que se incluyen cambios en el sistema nervioso central. Y es que...

Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF)

Los trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF) son un grupo de afecciones que pueden ocurrir en un bebé cuya madre bebió alcohol durante el embarazo (estudios preliminares muestran que incluso hasta 9 meses antes de que ocurra la concepción). Estos efectos pueden incluir problemas físicos, problemas de comportamiento y de aprendizaje, si bien ningún síntoma supone, por sí mismo, la constatación de que se da un TEAF. A menudo, una persona con un trastorno del espectro alcohólico fetal tiene una combinación de estos problemas. Dentro de estos trastornos, se comprenden 5 síndromes principalmente: el síndrome de alcoholismo fetal (SAF), el síndrome de alcoholismo fetal parcial (SAFp), el trastorno del desarrollo neurológico relacionado con el alcohol (TDNA), un trastorno neuroconductual asociado con la exposición prenatal al alcohol (ND-PAE) y los defectos de nacimiento relacionados con el alcohol (DNRA). Sin embargo, el DSM-V (el manual diagnóstico más usado en psicología y psiquiatría) sólo contempla el diagnóstico de ND-PAE, que abarca las áreas de comportamiento y salud mental del TEAF con y sin dismorfología física y requiriéndose para ello el deterioro en tres dominios funcionales: neurocognitivo (déficit en el rendimiento intelectual global, funcionamiento ejecutivo, aprendizaje, memoria y  razonamiento visoespacial), autorregulación y adaptativo. Los déficits asociados a estos dominios son heterogéneos y complejos y no existe un patrón único que se aplique a todos los afectados (Doyle y Mattson, 2015). Todas las condiciones que comprenden los trastornos del espectro alcohólico fetal se derivan de una causa común, que es la exposición prenatal al alcohol. El alcohol es extremadamente teratogénico (un agente teratogénico es una sustancia, agente físico u organismo capaz de provocar un defecto congénito durante la...

La Afantasía

A menudo creemos que el resto de seres humanos perciben y procesan los estímulos de igual manera a como lo hacemos nosotros mismos, y cuando observamos a una persona que lo hace de forma diametralmente opuesta a la nuestra tomamos conciencia de lo diferente que puede ser el proceso perceptivo en otros. Esto sucede, por ejemplo, en el caso de la Afantasía («aphantasia» en inglés), donde la persona en cuestión no tiene la capacidad de imaginar nada, y cuyo pensamiento a menudo se convierte una suerte de silogismos concretos y manipulativos. Quizás al resto de seres humanos, que nos basamos en nuestros pensamientos e imaginación para llevar a cabo incluso la tarea cognitiva más simple y llana, esto se nos hace precisamente difícil de imaginar. Tanto es así, que a día de hoy sabemos que las imágenes mentales que tenemos casi «sin querer» y continuamente, condicionan sobremanera no sólo lo que percibimos, sino también hacia dónde orientamos nuestra atención, qué elementos del mundo exterior a nuestra psique nos motivan, etc. En definitiva, hacia dónde vamos cognitivamente. Y esto sucede casi sin pensar, sin querer y sin poderlo remediar conscientemente, no al menos con poco esfuerzo cognitivo si queremos modificarlo. Pero, aún hay más, y es que debemos saber que cuando imaginamos o pensamos en algo, se activan las mismas áreas del cerebro que si estuviéramos percibiendo realmente ese algo, con toda su activación. ¿Cómo se te queda el cuerpo? Pero hay más, volviendo a cómo lo que pensamos e imaginamos modifica nuestro sistema cognitivo, ya que cambian completamente nuestro discurrir, hasta el punto de que condicionan todas nuestras decisiones...