Invalidación emocional: ¿Qué es? ¿Cuáles son las consecuencias? y ¿Cómo evitarla?

¿Cuál es la función de las emociones? Las emociones que todos y cada uno de nosotros sentimos en nuestro día a día no están ahí por casualidad, sino que tienen una función concreta. Esto es así, tanto en el caso de emociones agradables (alegría, orgullo, tranquilidad, gratitud, diversión, amor…) como de aquellas cuya vivencia resulta más desagradable(enfado, tristeza, ansiedad, decepción, culpa…). Pensemos en la función de la alegría, nos sentimos felices, por ejemplo, cuando estamos de celebración rodeados de las personas a las que queremos o cuando logramos un objetivo personal, de forma que esa sensación placentera nos invita a buscar ese tipo de situaciones que nos gratifican y que se relacionan con nuestros valores personales. Del mismo modo, las emociones desagradables, tienden a indicarnos que hay algo que debemos cambiar o hacer de forma diferente. Así, por ejemplo el enfado puede avisarnos de que alguien nos ha dañado o tratado injustamente, de forma que según sea el caso nos podría invitar a resolver la situación, a marcar límites, a alejarnos de la persona en cuestión o incluso, en ciertos ocasiones, a replantearnos nuestra forma de pensar o reaccionar con enfado ante determinado tipo de circunstancias. En este sentido, cuando una emoción aparece estamos recibiendo un mensaje por parte de nuestro propio cuerpo al que debemos dedicar nuestra atención, dado que éste tiene por objetivo informarnos y ayudarnos a establecer una dirección a seguir. Sin embargo, no siempre prestamos atención suficiente a nuestras emociones, especialmente a aquellas que nos resultan desagradables, por motivo obvios. Además, a todo ello habría que añadir que  vivimos en una sociedad en la que,...

Estrategias Mnemotécnicas, ¿Qué Son y Qué Tipos Hay?

¿QUÉ SON? Las estrategias mnemotécnicas son un conjunto de técnicas dirigidas a favorecer la memorización (aprendizaje y posterior recuerdo) de información nueva de forma  rápida y eficiente. Éstas consisten habitualmente en la creación de nuevas palabras, la realización de asociaciones mentales o la generación de códigos específicos. Si bien estas estrategias facilitan el estudio, no pueden considerarse una técnica de estudio en sí mismas, dado que se encuentran orientadas a la memorización y no al estudio como sería el caso de técnicas como el subrayado, los resúmenes o los esquemas. Es importante destacar que cualquier persona puede verse beneficiada de la utilización de estrategias mnemotécnicas, tanto estudiantes normativos como personas que debido a algún tipo de enfermedad neurodegenerativa o lesión cerebral presentan dificultades relativas a las capacidades mnésicas. Por ello, y esperando que pueda resultaros de ayuda, a continuación describimos algunas de las estrategias más útiles y comúnmente utilizadas. TIPOS DE ESTRATEGIAS Técnica de las Iniciales Esta estrategia consiste en construir una palabra con la primera letra de cada palabra de una lista. De tal manera que la palabra que construimos nos dice con qué letra empieza cada palabra de dicha lista. En los casos en los que el orden de la lista no sea relevante, podemos probar con varias combinaciones hasta que la palabra clave  nos resulte más sencilla de recordar. Ejemplo: imagina que debes recordar los elementos no metales de la tabla periódica: Carbono, Nitrógeno, Oxígeno, Fósforo, Azufre, Selenio –> FANCOS Técnica de las Primeras Sílabas Esta segunda estrategia es muy similar a la anterior, con la singularidad de que la palabra inventada se crea utilizando las...

DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO: ¿QUÉ PUEDE APORTAR LA NEUROPSICOLOGÍA? ¿EN QUÉ CONSISTE LA REHABILITACIÓN NEUROPSICOLÓGICA? (PARTE III)

¿Qué Puede Ofrecer la Neuropsicología ante un DCA? La neuropsicología constituye una disciplina enmarcada dentro de la psicología que se ocupa del estudio de la relación existente entre el cerebro y el comportamiento de las personas, el cual incluye no solo la conducta observable en estas, sino también el funcionamiento cognitivo y emocional subyacente. Por ello, desde la perspectiva neuropsicológica, tras un DCA resulta de vital importancia realizar un proceso de evaluación exhaustivo y riguroso que permita establecer qué áreas cognitivas, emocionales, conductuales y funcionales han podido verse afectadas y cuáles, por el contrario, han permanecido intactas. Además, la información derivada de dicho proceso permitirá adecuar la intervención que cada persona debe recibir para favorecer al máximo su mejoría en el menor periodo de tiempo a través de intervenciones como la rehabilitación cognitiva. Puesto que desde Psicología Amorebieta nos parece importante que nuestros pacientes y sus familiares sepan qué deben esperar de cada uno de estos procesos, y tras haber profundizado ya en un post previo sobre el papel de la evaluación neuropsicológica (Parte II), os explicamos en qué consiste la rehabilitación neuropsicológica en el DCA (Parte III). ¿En qué consistirá la rehabilitación cognitiva? La rehabilitación neuropsicológica es un tipo de intervención no farmacológica dirigida a la mejora o la ralentización de la progresión de los síntomas cognitivos, emocionales y conductuales causados como consecuencia de lesiones cerebrales o procesos de neurodegenerativos. El objetivo último de este tipo de intervención no es otro que el de mejorar o favorecer el mantenimiento de la autonomía personal y, consecuentemente, de la calidad de vida y bienestar de la persona. Por todo ello,...

DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO: ¿QUÉ PUEDE APORTAR LA NEUROPSICOLOGÍA? ¿EN QUÉ CONSISTE LA EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA? (PARTE II)

¿Qué Puede Ofrecer la Neuropsicología ante un DCA? La neuropsicología constituye una disciplina enmarcada dentro de la psicología que se ocupa del estudio de la relación existente entre el cerebro y el comportamiento de las personas, el cual incluye no solo la conducta observable en estas, sino también el funcionamiento cognitivo y emocional subyacente. Por ello, desde la perspectiva neuropsicológica, tras un DCA resulta de vital importancia realizar un proceso de evaluación exhaustivo y riguroso que permita establecer qué áreas cognitivas, emocionales, conductuales y funcionales han podido verse afectadas y cuáles, por el contrario, han permanecido intactas. Además, la información derivada de dicho proceso permitirá adecuar la intervención que cada persona debe recibir para favorecer al máximo su mejoría en el menor periodo de tiempo a través de intervenciones como la rehabilitación cognitiva. Puesto que desde Psicología Amorebieta nos parece importante que nuestros pacientes y sus familiares sepan qué deben esperar de estos procesos, de modo que a través de este y un próximo post describiremos en qué consisten la evaluación neuropsicológica (Parte II) y la rehabilitación neuropsicológica (Parte III). Comencemos por la evaluación neuropsicológica… ¿En qué consiste la evaluación neuropsicológica? ¿Qué esperar de ella? La evaluación neuropsicológica es el método diagnóstico que permite estudiar y determinar cuál es el estado cognitivo, afectivo-conductual y funcional de una persona, de modo que es una herramienta de gran utilidad en el ámbito del DCA. Esta evaluación se lleva a cabo a través de una serie de sesiones, cuyo número puede variar en función de las áreas susceptibles de ser valoradas y cuya duración individual puede oscilar entre los 45 y los...

DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO:¿QUÉ ES? ¿QUÉ TIPOS EXISTEN? Y ¿QUÉ PUEDE APORTAR LA NEUROPSICOLOGÍA? (PARTE I)

¿Qué es el Daño Cerebral Adquirido? Cuando hablamos de daño cerebral adquirido (DCA) estamos haciendo referencia al advenimiento de una lesión cerebral en una persona cuyo cerebro se había desarrollado con total normalidad hasta ese preciso momento. Generalmente, la aparición de esta lesión suele ser abrupta y repentina, no siendo posible por tanto prevenirla. Además, este tipo de afección puede sufrirse en cualquier momento de la vida, tanto en la infancia o adolescencia como ya en la edad adulta. Sin embargo, una diferencia importante entre sufrir un DCA durante la infancia o adolescencia vs. ya en la edad adulta radica en que en la persona adulta las consecuencias asociadas al daño cerebral van a ser fácilmente observables en términos de un deterioro de funciones previamente adquiridas, mientras que en la infancia, o incluso la adolescencia, es posible que estas consecuencias únicamente puedan observarse en su totalidad a medida que pasa el tiempo y las demandas del entorno van en aumento en las diferentes áreas de la vida del niño o adolescente (autonomía personal, desempeño académico, rendimiento laboral, relaciones sociales, etc.). Asimismo, debemos tener en cuenta que el DCA va a variar de una persona a otra en cuanto a su localización (hemisferio, lóbulo, giro…), el tipo de tejido que se ha visto afectado (sustancia blanca y/o gris) y su extensión. Estos factores, entre otros, determinarán tanto la gravedad de las consecuencias asociadas al daño cerebral como el tipo de funciones que van a verse afectadas. En este sentido, no podemos dejar a un lado la idea de que el cerebro constituye el órgano más complejo del cuerpo humano, siendo...