Musicoterapia

La musicoterapia se define como una “terapia basada en la producción y audición de la música, escogida ésta por sus resonancias afectivas, por las posibilidades que da al individuo para expresarse a nivel individual y de grupo, y de reaccionar a la vez según su sensibilidad, y también al unísono con los otros” (Lacárcel, 1990; p. 20). Pero contrariamente a lo que se pudiera pensar, en la Musicoterapia no sólo se utiliza la música, sino que también se realizan diferentes actividades relacionadas con la producción de sonidos como la asociación o discriminación, la descripción sonora de instrumentos, o la realización de juegos en los que el sonido es una clave principal. A esto se le añade un aspecto motriz, para proporcionar una vía alternativa para comunicarse y para facilitar un desarrollo emocional, físico y mental. (Thayer Gaston y otros, 1993) Históricamente, esta disciplina nace del interés por el uso de la educación musical en la población con necesidades especiales (NEE). Metodológicamente crece a partir del siglo XX cuando aparecen los primeros postulados que combinan los principios metodológicos de otras disciplinas con ideas pedagógico-musicales para atender a las necesidades reales de los alumnos (Palacios, 2004).  Pero, aunque la relación terapéutica entre NEE y música ha sido constatada durante siglos, la mayor parte de los centros educativos musicales no están preparados para atender las necesidades especiales que esta población plantea, dado que no poseen ni la formación ni el personal de apoyo adecuado. En concreto, los principios en los que se basa esta terapia se pueden resumir en los que exponen Thayer Gaston (1993) y Benezon (1998). Por una parte, Thayer...

PSICOLOGÍA PERINATAL

La psicología perinatal es una rama de la psicología que se ocupa de la prevención, cuidado, apoyo e intervención en la salud mental de la mujer y su familia durante todo el proceso, desde la concepción, embarazo, parto, postparto y puerperio. Además, podemos entender la psicología perinatal como una forma de prevenir la psicopatología infantil ya que tiene en cuenta la importancia del establecimiento de un vínculo saludable entre la madre, bebe y familia. En la actualidad cada vez se da más importancia a este proceso vital y son más los colegas especializados en este ámbito. Hasta hace unos años muchos de los problemas o dificultades que aparecían en este proceso parecían silenciadas. Actualmente no nos es extraño escuchar personas hablar sobre dificultades en la concepción, abortos, partos no respetados, depresiones post-parto… tradicionalmente la maternidad ha sido considerada como una etapa de felicidad y bienestar para las mujeres, aunque contrariamente a esta idea los estudios científicos arrojan datos que vienen a desmentir estar ideas. Actualmente se considera que este periodo de vida supone un factor de riesgo para la aparición de algún tipo de dificultad emocional. Los datos extraídos de los estudios indican que 1 de cada 5 mujeres embarazadas padecerá un trastorno mental en el embarazo o tras el parto. Como ya hemos comentado es muy importante tener en cuenta la influencia a la hora de establecer el vínculo madre bebe la situación emocional de la madre. El apego temprano es considerado la base del desarrollo psíquico infantil y el estado psíquico de la madre durante el periodo perinatal repercute en el desarrollo cognitivo, emocional y conductual del...

CEREBRO Y AMOR

¿Qué es el amor? ¿Por qué nos enamoramos? ¿Cuáles son los procesos cerebrales que nos llevan a sentirlo? El amor es una emoción social, que al igual que los celos, la envidia o la empatía, surge de un contexto social determinado y necesita del análisis de terceros para ser entendido apropiadamente (Chóliz y Gómez, 2002).  Aunque hay varias formas de sentir amor (parental, fraternal, amistad etc.), en este artículo nos centraremos en el amor romántico, y en concreto, en los cambios cerebrales que se dan en la fase del enamoramiento. Ortega y Gasset (1939) se refería al enamoramiento como “un estado de imbecilidad transitoria” o “un estado de miseria mental en el que la vida de nuestra conciencia se empobrece, se estrecha y paraliza”. Aunque ésta es una concepción bastante negativista, lo cierto es que el enamoramiento acarrea cambios emocionales y cognitivos, que aunque son de carácter transitorio, pueden llegar a tener mucha repercusión en nuestro día a día. Entre ellos, encontramos: alteraciones perceptivas, atencionales, ejecutivas, aumento de hiperactividad e impulsividad o síntomas somáticos como trastornos del sueño, alteraciones de la ingesta o trastornos neuroendocrinos/neuroquímicos. Muestra de estos efectos es que cuando estamos enamorados, tendemos a ver a nuestras parejas más bellas de lo que realmente son. De hecho, los experimentos que han analizado este fenómeno han podido constatar que cuando enseñas tres fotos de su pareja a alguien enamorado, una foto real y dos versiones mejoradas (aumentando la simetría facial mediante photoshop), estos escogen la foto más retocada como la más asociada a la imagen de su pareja. En cambio este fenómeno no ocurre cuando presentamos fotos de familiares...

La importancia de llorar

Cuando nos sentimos mal, sentimos emociones que producen malestar. El lloro es una estrategia para sobrellevar estas emociones y es una manera de procurar nuestra regulación emocional. Llorar no es agradable para nadie, pero el llanto, junto a la tristeza tiene un efecto reparador ya que sirve para descargar el estrés o la angustia. A demás, tras esta explosión emocional, suele venir una mejoría en el humor. Por otro lado, llorar es parte del proceso de sanación en muchas situaciones como, por ejemplo, en duelos (perdida de trabajo, la muerte de un ser querido, rupturas de pareja, cambios vitales, etc.) o puede ser simplemente una reacción ante la emoción que nos ha trasmitido una situación (alegría, emotividad, rabia, etc.). A algunas ocasiones las personas optan por diversas estrategias de evitación. A veces, las personas que padecen sintomatología depresiva o ansiosa o simplemente se encuentran mal por alguna circunstancia determinada en su vida, tienden a sentir que están tristes y que, para estar mejor, tiene que dejar de sentirse de esa manera. Por esta razón, se tiende a luchar contra las emociones y se trata de mantener “a raya” las emociones intensas negativas. Además, se suele tener la creencia errónea de que el camino hacia la mejoría es “aguantar”. Al final, lo que se logra es que la persona se mantenga en una línea fina que no lleva a la mejoría, pero tampoco se permite caer, ya que la idea de caer a “un pozo” sin salida asusta mucho. Al contrario, si se trata de la alegría, no hay problema en expresarlo y dejarse llevar por esta emoción. Esta es...

Apoyo social y salud

Desde principios de los años 70 ha tenido lugar un incremento en el interés por el concepto de apoyo social y sus beneficios en la salud y bienestar tanto psicológico como social de las personas. El entorno social ha supuesto para el ser humano un mecanismo esencial de adaptación y, de acuerdo con Kingsley Davis (1965), el establecimiento de relaciones sociales permitió buscar respuestas y soluciones a problemas que no lograríamos revolver de forma aislada, constituyendo de ese modo uno de los grandes pasos de la evolución. A finales del s. XIX y principios del XX sobre la influencia de los factores sociales en la salud mental de las personas, constataron las consecuencias negativas del aislamiento y la desintegración social en la salud y ajuste social (Gracia, 1998, p. 20). En el área de la sociología Emile Durkheim en su clásico estudio sobre los determinantes sociales del suicidio encontró apoyo empírico para sus hipótesis probando que el suicidio era más frecuente en aquellas personas con pocos lazos sociales íntimos. Pese a que el papel de las relaciones interpersonales en el bienestar era ya ampliamente reconocidas en el campo de las ciencias sociales, no es hasta mediados de los 70 cuando el apoyo social obtiene el reconocimiento de la comunidad científica en lo que se refiere a su importancia práctica; para la investigación y la intervención social y comunitaria, gracias a la expansión de los estudios de John Cassel (1974), Sydney Cobb (1976) y Gerald Caplan (1974), respecto a los efectos protectores en la salud de los vínculos sociales con el grupo primario o pares significativos. Uno de los intentos más rigurosos por proponer una definición sólida de qué es el apoyo social fue llevado a cabo por...

ANSIEDAD ANTE LOS EXÁMENES, ¿BENEFICIOSA O PERJUDICIAL PARA MI RENDIMIENTO ACADÉMICO?

Ahora que está apunto de terminar el curso académico, son muchos los estudiantes que han estado o aún están invirtiendo horas y horas buceándo entre sus libros y tablets para poder aprobar el curso, mantener o mejorar sus calificaciones, o intentar obtener una media determinada en los últimos cursos o en la propia EBAU para poder acceder al tipo de formación en la que desean especializarse. Los exámenes constituyen uno de los mayores estresores para los estudiantes, junto con la realización de presentaciones orales en el aula. No es para nada dificil adivinar que esto es debido a que en ambos casos los alumnos se ven expuestos a la evaluación de sus capacidades y conocimientos por parte del profesor y/o de sus compañeros. Y es que, desde nuestro centro, somos testigos del modo en que los niveles de ansiedad aumentan durante el periodo de exámenes en la mayoría de los estudiantes, especialmente entre aquellos que van a finalizar el instituto, independientemente del motivo por el que acudan a consulta. ¿La ansiedad mejora o empeora mi rendimiento académico? Lo cierto es que no hay una respuesta única y tajante a esta pregunta. La relación existente entre la ansiedad y el rendimiento académico es de tipo curvilínea. Esto implica que hasta un determinado punto o umbral el aumento de la ansiedad ante los exámenes es beneficioso para el rendimiento académico. Así, por ejemplo, si siento un cierto grado de ansiedad ante el examen de física que voy a tener en una semana, esta ansiedad va servirme como motor para comenzar a estudiar antes los contenidos del examen y a dedicar una...

Relación entre la terapia dialéctico conductual y los trastornos de la conducta alimentaria.

Los trastornos de la conducta alimentaria han ido evolucionando durante la historia habiendo sido las explicaciones y semiología de estas muy diversas, por ejemplo, la etapa entre el siglo VI al XVI serían los pacientes quienes rechazarían los alimentos para dejar de ser atractivas y estar más cerca de dios. Más adelante, se describiría el cuadro de anorexia como un cuadro que relacionaba la tristeza y la preocupación excesiva, denominándolo consunción nerviosa. La última etapa, desde el siglo XIX hasta la actualidad, ha habido una eclosión en los diagnósticos y tratamientos referentes a estos trastornos, pasando de ser caracterizados como cuadros históricos desde la perspectiva psicodinámica hasta llegar a los modelos explicativos cognitivo-conductuales de hoy en día. Los trastornos de la conducta alimentaria son trastornos que ponen en peligro la salud y la vida de las personas que lo padecen, además, su impacto se ha visto incrementado tanto en incidencia como en prevalencia en el marco social occidental dado que en los últimos años la cantidad de personas que presentan algún trastorno de este tipo ha incrementado Por otro lado, la terapia dialectico conductual originalmente diseñada para el trastorno límite de la personalidad por Marsha Linehan, terapia perteneciente a la ola de terapias de tercera generación, está mostrando ser eficaz para los trastornos en los que la base de estos es la incapacidad de regulación emocional, entre ellos los trastornos de la conducta alimentaria. La teoría de Linehan para explicar las conductas mal adaptativas de las personas con TLP es que estas son intentos de regular sus emociones. Adaptando esa teoría a las conductas de los trastornos alimentarios, estas...

Método Montessori

Hoy os vengo hablar de otro de los modelos que podemos encontrar hoy en día en las escuelas. La Metodología Montessori comenzó en Italia en 1907 y es tanto un método como una filosofía de la educación. Fue desarrollada por la Doctora María Montessori, a partir de sus experiencias con niños en riesgo social. Basó sus ideas en el respeto hacia los niños y en su impresionante capacidad de aprender. El aula Montessori reúne niños de tres edades distintas: menores de 3 años, de 3 a 6 años, de 6 a 9 años y de 9 a 13 años. Las salas integradas favorecen la cooperación espontánea, el deseo de aprender, el respeto mutuo y la incorporación profunda de conocimientos a través del ejercicio de enseñarle a otros. EL AMBIENTE Y LOS MATERIALES El ambiente Montessori es un lugar amplio y abierto, ordenado, estético, simple, real, donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo del niño. El ambiente es proporcionado a la medida de los niños, con estanterías bajas y distintas medidas de mesas y sillas donde se sientan los niños individualmente o en grupos. El aula está subdividida en áreas temáticas donde se exponen los materiales y permite una gran libertad de movimiento. Los niños pueden trabajar en grupos o individualmente, respetando, de este modo, su propio estilo y ritmo. El ambiente promueve la independencia del niño en la exploración y el proceso de aprendizaje. La libertad y la autodisciplina hacen posible que cada niño encuentre actividades que dan respuesta a sus necesidades evolutivas. Respecto a los materiales, fueron diseñados científicamente en un contexto experimental dentro del aula, partiendo de los interés...

Mitos y curiosidades en psicología

¿Sabías que nuestro cerebro está compuesto por casi cinco millones de kilómetros de conexiones neurales? ¿Y que el mero hecho de sostener un lápiz con los dientes produce efectos similares a los de la sonrisa, haciendo que por ejemplo los chistes nos parezcan más graciosos? ¿Conocías a caso la condición llamada “sinestesia”, debido a la cual las personas que la padecen pueden oír sonidos concretos al ver determinados colores, u oler ciertos olores al oír determinados sonidos?  Pues al igual que podemos encontrar grandes curiosidades como las mencionadas, la psicología popular también está llena de mitos muy arraigados en nuestra sociedad. En este post intentaremos desmentir algunas creencias relacionados con las diferentes etapas vitales.  Escuchar música clásica durante el embarazo mejora la inteligencia de los bebés: En 1993, la revista Nature publicó un artículo en el que se demostraba mediante un experimento, como al escuchar diez minutos de una sonata para piano de Mozart, el CI de los evaluados se incrementaba en 8-9 puntos, efecto que no ocurría al escuchar música relajante o en ausencia de música. Más tarde, a este fenómeno se le denominó efecto Mozart. Aunque el experimento no implicaba mejoras a largo plazo ni se relacionaba con los bebés, la prensa popular y los fabricantes de juguetes se hicieron eco de la noticia, y la venta de cassetes y CDs con el efecto Mozart dirigido a bebés creció como la espuma, llegando en 2003 a vender más de 2 millones de ejemplares. Sin embargo, diversos investigadores que posteriormente intentaron replicar los descubrimientos originales, no lograron encontrar ningún efecto. La conclusión que se ha obtenido con todo esto es que el efecto...

PROYECCION: PONGO EN TI LO QUE NO PUEDO/QUIERO VER EN MI

La proyección es un tipo de mecanismo de defensa y antes de pasar a explicar la proyección vamos a hacer un pequeño apunte sobre que son estos mecanismos. Los mecanismos de defensa son maneras de funcionar y manejar los pensamientos, fantasías y sentimientos negativos o dolorosos. Son procedimientos que todos usamos para intentar mantener un equilibrio emocional, intentando mantener alejados de la consciencia pensamientos muy angustiantes. Todas las personas usamos mecanismos de defensa, la dificultad viene del uso abusivo de ellos y más específicamente de alguno de ellos… ya que esta situación nos estaría haciendo vivir cada vez más alejados de la realidad. El trabajo en la consulta ayuda a poder identificar estos mecanismos para así entender como funcionamos y poder hacer frente a esto de lo que nos defendemos a través de estos mecanismos. Hoy vamos a hablar de la proyección, es un mecanismo muy común que usamos más de lo que creemos y estoy segura que el lector se va a sentir identificado con alguna de las situaciones que vamos a exponer. Se considera proyección cuando la persona atribuye al otro: deseos, sentimientos, emociones, necesidades, defectos que no podemos aceptar como propios. Es decir, el que proyecta rechaza algunos aspectos de sí mismo y se los adjudica a otro. En ocasiones utilizamos la proyección para protegernos de emociones que nos resultan difíciles de sentir. En pareja es muy común ver como en ocasiones colocamos el enfado en el otro cuando los que realmente estamos enfadado somos nosotros mismos. En vez de mirar, aceptar el porqué de nuestro enfado, intentamos justificar nuestro estado emocional responsabilizando al otro por...