Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF)

Los trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF) son un grupo de afecciones que pueden ocurrir en un bebé cuya madre bebió alcohol durante el embarazo (estudios preliminares muestran que incluso hasta 9 meses antes de que ocurra la concepción). Estos efectos pueden incluir problemas físicos, problemas de comportamiento y de aprendizaje, si bien ningún síntoma supone, por sí mismo, la constatación de que se da un TEAF. A menudo, una persona con un trastorno del espectro alcohólico fetal tiene una combinación de estos problemas. Dentro de estos trastornos, se comprenden 5 síndromes principalmente: el síndrome de alcoholismo fetal (SAF), el síndrome de alcoholismo fetal parcial (SAFp), el trastorno del desarrollo neurológico relacionado con el alcohol (TDNA), un trastorno neuroconductual asociado con la exposición prenatal al alcohol (ND-PAE) y los defectos de nacimiento relacionados con el alcohol (DNRA). Sin embargo, el DSM-V (el manual diagnóstico más usado en psicología y psiquiatría) sólo contempla el diagnóstico de ND-PAE, que abarca las áreas de comportamiento y salud mental del TEAF con y sin dismorfología física y requiriéndose para ello el deterioro en tres dominios funcionales: neurocognitivo (déficit en el rendimiento intelectual global, funcionamiento ejecutivo, aprendizaje, memoria y  razonamiento visoespacial), autorregulación y adaptativo. Los déficits asociados a estos dominios son heterogéneos y complejos y no existe un patrón único que se aplique a todos los afectados (Doyle y Mattson, 2015). Todas las condiciones que comprenden los trastornos del espectro alcohólico fetal se derivan de una causa común, que es la exposición prenatal al alcohol. El alcohol es extremadamente teratogénico (un agente teratogénico es una sustancia, agente físico u organismo capaz de provocar un defecto congénito durante la...

“Terapia online”: Aplicación de las nuevas tecnologías en la psicología

Debido a la pandemia generada por la Covid-19, países de todo el planeta entramos en una cuarentena total, cambiando drásticamente las rutinas de toda la población. De manera que, nos ha traído cambios tanto a nivel social o laboral como de dinámicas familiares. Esto ha hecho que los horarios y las rutinas de los hogares se hayan visto alterados provocando, en lagunas ocasiones, afectaciones en la salud mental de adultos y menores. Dado que la imposibilidad para continuar con las labores académicas y laborales ha implicado que la actividad de los procesos cognitivos en el día a día disminuya, al verse alterados aspectos fundamentales como pueden ser la alimentación o el sueño (Chacón-Lizarazo y Esquivel-Núñez, 2020). Esto ha llevado a tomar medidas alternativas donde han surgido términos como “teletrabajo”, “clases virtuales”, “terapia online” y “telemedicina”, siendo la tecnología la mayor aliada en la actualidad, logrando facilitar gran parte de las responsabilidades y deberes. El uso de las nuevas tecnologías (TIC), por tanto, está facilitando el desarrollo de programas terapéuticos, la comunicación social de individuos afectados por diversas enfermedades o el bienestar en general. Las TIC en el ámbito de la intervención neuropsicológica, ya sea en la práctica como en investigación, otorgan la flexibilidad y la eficacia necesaria. En ambos tipos han generado la creación de sistemas automáticos para diagnosticar, realizar terapia y  comunicarnos aparte de  la posibilidad de tener un registro medico electrónico u otros sistemas; el avance en sistemas de apoyo, el soporte de tecnologías en el área de evaluación y el desarrollo de tratamientos de diversos trastornos cognitivos; el progreso de mecanismos para minimizar la discapacidad; la...

“El síndrome del impostor”, cuando nos convertimos en nuestro mayor enemigo

El concepto del “síndrome del impostor” es un término que se utiliza como referencia a cuando se siente que no somos merecedores de nuestros méritos. Cuando se tiene éxito, no se entiende dicho éxito como parte de un esfuerzo personal si no como algo que surge por casualidad o por suerte. Por ejemplo, si a uno es seleccionado en un puesto de trabajo, tiene la creencia de que ha sido porque en realidad no saben o no han descubierto defectos que solo uno mismo conoce y que se espera que nunca lleguen a descubrirlo. El miedo a “ser descubierto”, es aquello que genera el malestar. Los que se sienten unos impostores se muestran muy benevolentes con los demás y tienden a compararse constantemente con ellos, saliendo perdedores de todas las comparaciones. No aceptan cuando se les hace una valoración positiva o hay evidencias externas de habilidades personales. Esto es una situación habitual cuando se enfrenta a eventos que puedan suponer un cambio importante como en la universidad, la entrada en el mundo laboral o al afrontamiento de un nuevo trabajo. No hace falta que la persona sea extremadamente perfeccionista o muy autoexigente para sentir esto. Esto se debe a la tendencia a atribuir estos méritos a cuestiones como la suerte, las habilidades sociales, errores en la percepción de otros y las circunstancias. Al final, no es más que la externalización de los logros y la dificultad para aceptar las habilidades personales. El proceso que sigue la línea de pensamiento es el siguiente. Cuando la persona tiene en sus manos alguna responsabilidad, viene la preocupación. La respuesta a la preocupación...

La sensación de Ansiedad puede venir por diferentes trastornos y desórdenes

Sentir ansiedad es una respuesta emocional normal. Ante situaciones inciertas o estresantes es normal experimentar ese fenómeno. Sin embargo, cuando la ansiedad se mantiene en el tiempo y/ o afecta al funcionamiento normal de su vida, entonces estamos hablando de un trastorno de ansiedad. La ansiedad se ha convertido en los últimos años en uno de los mayores problemas de salud mental de nuestro país. Aprender a gestionarla en los hijos es una de las herramientas más eficaces que podemos ofrecerles, donde les daríamos la oportunidad de que crezcan en un entorno seguro y libre de miedos, aprendiendo a gestionar cualquier problema que les pueda ir surgiendo a lo largo de su vida. Cada persona experimenta la ansiedad de forma distinta, unos pueden llegar a sufrir un ataque agudo de pánico por sus pensamientos catastróficos y otros experimentar los síntomas ansioso en situaciones sociales. Pero en general, los trastornos de ansiedad causan mucho sufrimiento a la persona que lo padece, siendo uno de los motivos más frecuentes en consulta. La ansiedad provoca síntomas tanto físicos como psicológicos, y afecta a millones de personas en todo el mundo. La sintomatología de esta patología se clasifica en tres grupos: Respuesta Conductual: el niño intenta impedir, retrasar o interrumpir la realización de los estímulos que provocan la respuesta emocional negativa. Si no lo consigue, se producen alteraciones motoras, desencadenando cambios en su forma de actuar.Respuesta Cognitiva: aumento de la actividad cognitiva en forma de pensamientos y/o imágenes mentales negativas sobre la situación temida. Sufriendo modificaciones en la manera de pensar o como percibimos el entorno. Por ejemplo, evaluando un estímulo como amenazante...

MIEDO A LA MUERTE: DE LO PERFECTAMENTE NATURAL A LO PATOLÓGICO

Nuestro pasado es nuestro presente El miedo a la muerte es una emoción absolutamente natural en el ser humano. Así, a lo largo de la historia nos hemos apoyado de forma recurrente en la religión, los rituales, los mitos, la literatura o el arte como forma de aliviar este temor y lo que la muerte inevitablemente conlleva, el fin de la propia vida. Ya en el Antiguo Egipto los rituales funerarios tenían como objetivo preservar el cuerpo del recién fallecido para que éste pudiese disfrutar de una vida tras la muerte. A día de hoy, 5.000 años después, es evidente que este temor sigue estando presente en nuestro interior, aunque a veces tratemos de mantenerlo alejado de nuestra consciencia. Quién no se ha preguntado alguna vez con cierto miedo o nerviosismo ¿cuándo moriré?, ¿qué causará mi muerte?, ¿cómo será ese momento?, ¿me espera algo después? y, de ser así, ¿cómo será? De hecho, es innegable que la pandemia del Covid-19 ha provocado que este nerviosismo por la muerte haya aumentado en todos y cada uno de nosotros en un momento u otro. Otra prueba incuestionable de que este temor sigue estando ahí es la inversión de recursos económicos en el desarrollo tecnologías que ofrecen la esperanza, que no la garantía, de poder eludir la muerte, como por ejemplo la criogenización. Consecuentemente, el temor a la muerte no solamente forma parte de nuestro pasado, sino también, y hoy más que nunca, de nuestro presente como especie. En este sentido, no podemos ignorar que biológicamente estamos programados para evitar todo aquello que pueda poner en peligro nuestra propia vida y la...

Método Waldorf

El método Waldorf es uno de los sistemas educativos alternativos más conocidos. La pedagogía Waldorf, iniciada por el filósofo alemán Rudolf Steiner, busca el desarrollo de cada niño en un ambiente libre y cooperativo, sin exámenes y con un fuerte apoyo en el arte y los trabajos manuales. Un tipo de escuelas que comenzaron hace casi 90 años en Stuttgart (Alemania), donde el filósofo Rudolf Steiner dirigió la primera escuela libre y formó a sus maestros. Las claves La participación de la familia en el día a día de la escuela, la formación permanente del profesorado y la atención al momento madurativo de cada alumno para darle su tiempo en sus procesos de desarrollo. Cada niño evoluciona a su ritmo Este método se basa en la realización de dinámicas que fomentan el aprendizaje cooperativo e individualizado en donde los alumnos y alumnas pasan a ser sujetos activos de su propio aprendizaje. La integración y la participación total de las familias, adaptación al alumno según su proceso madurativo, a diferencia de la homogenización y estandarización, a excepción de los alumnos con algún tipo de trastorno de aprendizaje, del sistema educativo tradicional. Un solo tutor para cada etapa educativa El centro mantiene el mismo maestro-tutor para el niño en los seis años de la educación primaria y otro tutor en los seis años de educación secundaria y bachillerato. El objetivo es afianzar los vínculos para una buena convivencia. Asignaturas artísticas sin exámenes Otro de los  principios de este método es que no hay exámenes, material didáctico externo, como los libros de texto, ni deberes, si no que el material se diseña por el propio centro bajo el amparo de un currículo oficial, pero adaptado a los ritmos de aprendizaje de cada alumno, ya que se construye en torno...

Violencia de género en adolescentes

La Organización Mundial de la Salud (2012) define la violencia de género (en adelante, VdG) como “todo acto de VdG que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”. Esto constituye un “delito invisible”, manifestación de la desigualdad entre hombres y mujeres existente en nuestra sociedad. Sin embargo, es necesario destacar que, a nivel europeo, España es uno de los países pioneros y más avanzados a nivel legislativo, pues se están implementando políticas de prevención y superación de este fenómeno tales como la promulgación de la Ley Orgánica 1/2014, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género (L.O. 1/2004). En España, el Instituto Nacional de Estadística (INE, 2020) registró, en 2019, 31.911 casos de mujeres víctimas de VdG, lo que supone un aumento de 2% respecto al año anterior. La población que ha sufrido un mayor aumento de número de víctimas ha sido la de mujeres adolescentes menores de 18 años, con un incremento del 6,2%. En este mismo rango de edad, además, encontramos un aumento de varones adolescentes denunciados por VdG (21,4%). Este incremento provoca una evidente alarma social, pues se ha demostrado que la VdG en adolescentes es un factor de riesgo para formas graves de violencia en las parejas adultas (Martínez, García y Velasco, 2018). Bascón, Saavedra y Arias (2013) señalan que la adolescencia es un período en el que aumentan de forma significativa los diferentes tipos...

Estilos educativos y TDAH.

En estas últimas décadas se ha escuchado hablar mucho del término TDAH, ya sea por parte de la comunidad científica o nuestra realidad social más cercana. Este trastorno lo sufren el 5% de la población mundial, y en el caso de España, se habla de más del 6% . Que un niño padezca TDAH puede repercutir en el desarrollo de su aprendizaje, ya que como dice la Asociación Americana de Psiquiatría, afecta entre un 3-6% de la población infantil, es decir, que se puede encontrar en las aulas de uno a tres niños con este trastorno.  Además de verse afectado el aprendizaje del niño, este trastorno también afecta a distintos ámbitos de su vida cotidiana. Viendo los datos expuestos anteriormente, es innegable decir que existe un alto porcentaje de familias que su funcionalidad familiar afectada. La familia, como grupo natural primario y primer contexto natural del desarrollo del niño, es muy importante, no solo para la detección del trastorno, sino también para el progreso psicosocial y emocional, ya que se puede considerar la primera escuela y los primeros maestros. Influirá tanto en el niño, que la sintomatología mejorará, empeorará o se mantendrá. Teniendo en cuenta que este trastorno afecta mucho a las conductas del niño, esto hace que los padres sientan que su rol como tal es menos competente que otros, haciendo que se sientan frustrados, estresados, culpables o presenten baja autoestima, entre otras cosas. Estas situaciones llevan a que en la familia se aumenten los niveles de estrés debido a las conductas que suelen mostrar los niños con TDAH, esto hace que muchas veces los padres tengan una...

Dolor emocional

El dolor emocional es toda sensación de sufrimiento o padecimiento desarrollado a nivel psíquico sin que medie para su aparición un motivo físico, con lo cual, también hay miles de experiencia que pueden hacer sufrir a una persona mucho más allá de lo físico. Este tipo de dolor merece la misma atención que el dolor físico. Puesto que, al igual que se buscan curas y tratamientos para paliar heridas y contracturas, se debería de hacer lo mismo con nuestros miedos y tristezas. Tanto el dolor físico como el emocional tiene una función adaptativa y de supervivencia. Ya que, permite a la persona evitar situaciones dolorosas o la búsqueda de protección ante acontecimientos aversivos. No obstante, en el momento que el dolor pasa a ser prolongado en el tiempo, permanente o supera los recursos y/o las capacidades personales deja de tener dicha función. En los casos más extremos cuando el dolor emocional deja de ser adaptativo se puede pasar de la tristeza a la depresión. Algo llamativo con lo que se han encontrado los neurocientificos sobre el dolor emocional ha sido que las zonas cerebrales que se activan cuando sufrimos dolor físico son las mismas que se activan al padecer tristeza, desolación intensa o desasosiego. Lo que significa que el dolor físico y el dolor emocional son procesados en el cerebro por la misma área: la corteza cingulada anterior, que se encuentra en la corteza frontal. En dicha zona se producen las funciones más evolucionadas y humanas.  En cuanto a las causas del dolor emocional no cabe duda de que son puramente mentales y generalmente están precedidas por vivencias de tipo...

FRUSTRACIÓN

La frustración es una emoción secundaria que se vive como negativa, se trata de una sensación de rabia, ira, impotencia, tristeza… que se da cuando no conseguimos satisfacer una deseo, necesidad o impulso. Es una emoción que aparece desde que somos bebes y que permanecerá en la edad adulta. En este blog atenderemos como poder generar cierta tolerancia a la frustración en el niño, pero comprendiendo que no se trata de no sentir frustración sino de poder manejarla. El hecho de vivir conlleva experimentar inevitablemente frustración, por ello es importante educar a los niños a tolerarla, no solo para evitar rabietas y molestos enfados, sino con el fin superior de poder vivir en armonía a nivel personal y social. Aunque parezca apresurado la frustración se vive desde que somos bebes y nuestras necesidades o deseos no son cumplidos o por lo menos no inmediatamente. Según van creciendo se van dando cuenta que sus necesidades o deseos nos son satisfechos y van aprendiendo que a su alrededor hay más personas y tienen que esperar un poquito. Además, estas esperas dan la oportunidad al niño a ir haciendo las cosas por sí mismos y así aumentar progresivamente su autonomía. Existen niños que no toleran la frustración, que no saben distinguir entre necesidades y deseos y esperan que el otro satisfaga ambos por igual. Estos niños esperan que el mundo se adapte a sus necesidades y deseos, y cuando el mundo no es lo que esperaban viven su entorno como algo hostil e interpretan que el mundo está en contra de ellos, generando en ellos emociones de ira, enfado y tristeza. La...