Educación Sexual en el hogar

En ocasiones cuando nuestro hijo/a nos ha preguntado alguna cuestión respecto a la sexualidad, nos hemos bloqueado y no hemos sabido contestarle, incluso hemos desviado el tema ya sea porque nos hemos puesto nerviosos o porque nos daba vergüenza. Para poder evitar dicha situación de bloqueo es recomendable explicarle a tu hijo/a los cambios que suceden tanto físicamente como psicológicamente en cada etapa de su desarrollo. Para ello, es importante diferenciar lo que es el sexo de lo que es la sexualidad. En la sociedad se utiliza la palabra sexo para referirse al acto sexual además de diferenciar a los seres vivos en grupos de hombres o mujeres. Por otro lado, la sexualidad es mucho más que el acto sexual en sí, ya que engloba todas las sensaciones corporales placenteras más allá de lo genital. Por lo tanto, la educación sexual se refiere al acompañamiento a lo largo de las primeras etapas (infancia, pubertad y adolescencia) en su desarrollo sexual, en la enseñanza de normas y valores sexuales y en la guía de una sexualidad sana y segura. Es por ello que debemos de tener cierto conocimiento del desarrollo sexual del niño. Como tratar la sexualidad según la etapa sexual de tu hijo/a: De 0 a 6 años En esta etapa los niños descubren su propio cuerpo, se forja la identidad, empiezan a diferenciar los cuerpos de chicos y chicas y se establecen las primeras amistades.  Con todo ello sería recomendable tratar las siguientes cuestiones: El descubrimiento de su propio cuerpo. Por ejemplo, cuando ves a tu hijo tocarse los genitales lo mejor es no castigarle por ello, es...
La (mal llamada) era del TDAH

La (mal llamada) era del TDAH

Resulta curioso, y hasta incomprensible, cómo los profesionales de la salud (también los de la de la salud mental, por supuesto) nos vemos arrastrados por “modas”, “tendencias” y “presiones sociales”. Vivimos en una era donde rechazamos “etiquetar” a una persona (máxime si es niño) con el fin de no generarle un daño social irreparable, sin entender que los diagnósticos no fueron creados para la gente de a pie, sino para facilitar la comunicación entre profesionales. De igual manera, muchos términos psicológicos (“idiota”, “imbécil”, “retraso mental”, y quién si sabe si el siguiente será “hiperactivo”) han sido denostados, arrancando de cuajo y desposeyendo de una parte de cuerpo teórico a la ciencia de la salud mental. Pero mientras en algunos casos esa influencia social es para quitar y limitar la actividad científica, en otros casos se abunda en ella y se intenta (o se cree, al menos) de beneficiar en cierta manera estableciendo un término para algo que no lo es. Así ocurre, por ejemplo, con el TDAH, que se usa para etiquetar demasiado ligeramente a cualquier persona que se mueve, que se muestra inquieto o que no pone la atención donde desearíamos que la pusiera (sin muchas veces analizar funcionalmente si él mismo desea ponerla en ese objetivo). Así, podríamos hacer una larga lista de conductas (sanas y patológicas) potencialmente confundibles con una conducta típica de una persona con TDAH, aunque eso podría llevar no un libro, sino una enciclopedia completa. Ahora bien, si destripamos qué supone un diagnóstico de TDAH y, someramente, cómo se lleva a cabo hoy en día, veremos que es relativamente fácil establecer esa etiqueta...

El cerebro adolescente

El manejo de hijos/as adolescentes no es fácil. Suele ser habitual que muchas familias sientan que les cuesta conectar con ellos/as. Recuerdo a una familia que vino solicitando ayuda para ellos y para su hija de 14 años, que me decía: “¡no hay quién le entienda! se aísla en su cuarto mientras se queja de que no le hacemos caso. Si le hacemos caso dice que le estamos controlando. Está continuamente pegada al móvil, llega a casa y le llama a su amiga por teléfono… ¡si ha estado hace apenas cinco minutos con ella!, le da vergüenza salir con nosotros pero no le importa ponerse ropa de colores fluorescentes… ¡No sabemos qué le pasa por la cabeza! “ Yo en ese momento no conocía a su hija y tampoco podía saber el qué, pero si podía aclararles primero algo que creo que les podía ayudar a acercarse un poco más a ella, lo que dicen los estudios acerca del cómo, ¿cómo piensan los adolescentes? ¿cómo es su cerebro? Al igual que el resto del cuerpo, las diferentes partes del cerebro crecen a ritmos diferentes (Blakemore 2008). El sistema límibico, incluida la amígdala cerebral, donde se originan el miedo y la excitación intensa, madura antes que la corteza prefrontal, estructura responsable de la planificación, la regulación de las emociones y el control de los impulsos. La mielinización y la maduración continúan en todo el cerebro, pero en secuencia, desde estructuras cerebrales internas hacia la corteza, y desde la parte posterior a la anterior, es decir, de atrás adelante. El resultado es que las áreas relacionadas con las emoción se desarrollan...

Dificultades para dormir bien

Dormir es esencial para poder sobrellevar las obligaciones del día a día e imprescindible para la supervivencia del organismo. La tendencia natural de los ritmos circadianos se organiza en función de las 24 horas del día y se mantiene a pesar de las circunstancias dependientes de la salud, edad o el contexto socio-cultural y laboral. Estos ritmos se estructuran en función de la luz solar, no obstante, la introducción de la luz artificial, ha provocado la ruptura de los ritmos naturales, tanto en el ocio como en el trabajo o estudio, lo cual ha afectado a los procesos naturales de sueño-vigilia. (Carskadon, 2001). La interrupción del ciclo de sueño vigilia, puede afectar al rendimiento diario y al estado emocional. Las incidencias relacionadas con el sueño son muy habituales y están muy extendidas entre la población. Entre los problemas más frecuentes en relación con el sueño nos encontramos la dificultad para conciliarlo, la interrupción frecuente del mismo o despertares tempranos. En el aspecto psicológico, estos problemas pueden desencadenar síntomas como ansiedad, irritabilidad, impaciencia o depresión. En los aspectos cognitivos, se relacionan con el enlentecimiento motor, las dificultades de memoria, la menor capacidad de adaptación y la dificultad para concentrarse en las tareas del día a día (Marín, Franco, Tobón y Sandin, 2008). Otras consecuencias que se han estudiado son las relacionadas con la salud, ya que la falta de descanso, lleva a la disminución de respuestas eficaces de afrontamiento del organismo ante los cambios, derivando en problemas de salud (Miró, Iañez y Cano-Lozano, 2002). Son diversos los factores que pueden llevar a una persona a sufrir dificultades a la hora...

El Miedo

¿Como surgen los miedos? Desde la infancia, los miedos, en muchas ocasiones, surgen sin ninguna razón aparente y acaban desapareciendo o disminuyendo con el tiempo, algunas características del desarrollo infantil y el contexto en el que se desarrolla contribuyen a explicar la frecuente aparición de miedos evolutivos y estas son la evolución del sistema nervioso, la maduración y el aprendizaje.  Hay algunos aspectos de lo que atemoriza a las personas y la forma de demostrar estos aspectos pueden considerarse determinados biológicamente, mientras otros, en cambio, dependen de aprendizajes y experiencias individuales y sociales. Por lo tanto, las reacciones emocionales humanas, en este caso, el miedo está causadas por factores de interacción biológicos y culturales.  El miedo se define como un conjunto de sensaciones, normalmente desagradables, que se activan en situaciones peligrosas que se viven como reales y que dan lugar a respuestas de tipo protector o defensivo. Las respuestas se manifiestan en un conjunto de reacciones fisiológicas, conductuales y cognitivas independientes de la edad: Cambios bioquímicos: Descarga de catecolaminas (noradrenalina, epinefrina y otras sustancias).Tormenta vegetativa: taquicardia, tensión muscular, temblores, sudoración, palidez, sequedad de garganta y boca, sensación de nauseas, respiración rápida…etc. Estas manifestaciones dependen de la situación y de la persona.Reacciones motoras: Los patrones de conducta reactivos ante el miedo pueden manifestarse de maneras muy diferente. Por un lado, puede provocar una tendencia a paralizarse o enmudecerse y por otro lado, puede haber huida desesperada, gritos y agitación motriz, este ultimo patrón puede mostrarse como reacción primaria o después de la anterior.Manifestaciones cognitivas: consiste en la sensación subjetiva de peligro o amenaza Por lo tanto, el miedo es un...

Dificultades de memoria, ¿cómo compensarlas?

Las dificultades relacionadas con la memoria constituyen uno de los síntomas más habituales entre las personas que presentan algún tipo de afección neurológica (enfermedades neurodegenerativas, traumatismos craneoencefálicos, accidentes cerebrovasculares o ictus, etc.) así como dentro del proceso de envejecimiento no patológico o “normal”. Evidentemente, el deterioro de esta función cognitiva tiene una gran repercusión en el día a día de la persona, pudiendo interferir tanto en la realización de actividades instrumentales (tareas domésticas, preparación de comida, manejo del teléfono, utilización de medios de transporte o coche propio, toma de medicación…) como básicas de la vida diaria (higiene personal y aseo, alimentación, vestido…) dependiendo del grado de afectación. Por ello, es especialmente importante que la persona pueda recibir una intervención adecuada e individualizada que favorezca al máximo su nivel de autonomía en el día a día. Las alteraciones de la memoria pueden intervenirse desde diferentes enfoques o perspectivas, de modo que el proceso rehabilitador debe valorar la utilidad de cada uno de estos enfoques en cada caso particular. Uno de estos enfoques hace referencia a la implementación de estrategias compensatorias externas, es decir, a la utilización de ayudas externas que permitan a la persona ser lo más autónoma posible en su día a día a pesar de su dificultad para aprender o recordar información relevante. Si bien existen numerosas estrategias de este tipo, éstas no deben utilizarse de manera sistemática o indiscriminada con todas las personas que padecen dificultades de memoria, sino que deben analizarse las dificultades específicas de la persona para seleccionar aquellas que puedan serle de ayuda. Además, es importante reconocer que en función del grado de afectación...

Retomar hábitos. La importancia de automotivarse

Septiembre, no es un mes cualquiera, generalmente es un mes de inicio, ya que se suele comenzar a retomar algunas rutinas, el curso, volver al trabajo, gimnasio… y a instaurarse otras. Es un mes que lleva asociadas con él numerosas emociones, unas personas lo esperan con entusiasmo y otras sufren con la ruptura con las vacaciones y la vuelta a lo cotidiano. La clave: Motivación La motivación es un proceso que parte de una meta a lograr o necesidad a satisfacer e impulsa la realización y mantenimiento de una conducta determinada según Gonzalez García, M. 2006. La falta de motivación ante los retos que se plantean en esta época del año es uno de los grandes lastres que portamos y que impedirán que disfrutemos también de los deberes que implica el día día. Como dice Csikszentmihalyi en su libro Fluir, existen dos tipos de estrategias para mejorar la calidad de vida: la primera, intentar que las condiciones externas estén de acuerdo con nuestras metas; la segunda, cambiar nuestra experiencia de las condiciones externas para adaptar a nuestras metas. Como no es sencillo desprenderse de todos aquellos deberes con los que la mayoría de las personas están anclados, es conveniente aprender a cultivar la automotivación. Automotivación Se puede definir como la capacidad que tienen las personas para generar estímulos que les impulsen a sus metas. Desarrollarla permite afrontar con otra actitud momentos de crisis.  Según el Dr. Hendrie Weisenger, ésta se basa en fuentes internas y externas. Internas, hacen referencia a la persona misma, a sus valores, a sus metas y a su “para qué”; las fuentes externas son el...

El pañal: ¿se deja o se quita?

Es normal que con la llegada del verano los padres empiecen a escuchar “tendrás que aprovechar a quitarle el pañal”, “quítale el pañal en verano, es más fácil” “en el colegio me están diciendo que debo quitarle el pañal”…. Y ¿realmente es importante la época del año para un hito evolutivo tan importante en los niños? Pues creo que no. Antes de nada, es importante que los padres conozcan qué supone para los niños esta retirada de pañal. No es un aprendizaje más, sino que engloba toda una serie de factores madurativos a nivel fisiológico, neurológico y emocional. En realidad, los padres no enseñan, sino que acompañan y facilitan un proceso que es posible cuando el sistema nervioso y la coordinación motora han madurado. Este aprendizaje supone un hito madurativo importante, ya que es un gran paso hacia una mayor autonomía y además supone una limitación a sus impulsos, a favor de un avance personal en su desarrollo psíquico.  En este proceso hay niños que toman la iniciativa y van dando señales de estar preparados para este cambio y otros parecen estar cómodos así, en ambos casos es importante la ayuda parental, en este camino hacia una mayor autonomía. Son los padres los que pueden proponer dejar de usarlo en una etapa propicia para ello y cuando el niño vaya dando señales de estar en condiciones de aprender. A continuación, comparto algunas señales de madurez que pueden ayudarnos a saber si es el momento óptimo para comenzar en este proceso: El pañal aparece seco o prácticamente seco tras varias horas con él.Si pide que le quites el pañal cuando...
El duelo

El duelo

Habitualmente el duelo se refiere al estado de aflicción relacionado con la muerte de un ser querido y que puede presentarse con síntomas característicos de un episodio depresivo mayor. Sin embargo, el término duelo y procesos de duelo puede también aplicarse a aquellos procesos psicológicos y psicosociales que se ponen en marcha ante cualquier tipo de pérdida, en el caso de la vejez esto puede incluir la perdida de poder, la perdida de las funciones laborales, perdida de capacidades físicas y cognitivas, enfermedades… etc. Todos estos factores estresantes pueden originar igualmente reacciones desadaptativas con manifestaciones de tipo depresivo y emocional como tristeza, llanto, desesperanza, impotencia, rabia y culpa, además de disfunción importante a nivel social y laboral, parecidos a un episodio de depresión mayor. En un sentido más amplio podemos entender el duelo y procesos de duelo como el conjunto de reacciones adaptativas mentales y conductuales desencadenado por una perdida de algo que ha sido importante para la persona. Existen diferentes perspectivas sobre el duelo: Perspectiva Psicológica: Según esta perspectiva no es posible evitar los duelos, pero las formas en la que hacerle frente varían. Ademas, dice que un duelo mal elaborado, puede hacer aparecer alguna psicopatología o reavivar alguna ya existente.Perspectiva psicosocial: Si bien lo que desencadena un duelo en una persona es siempre idiosincrásico de la misma, existen situaciones que prácticamente en todos los seres humanos desencadenan duelos de cierta importancia, son las llamadas transiciones o crisis psicosociales.Perspectiva social y etológico-antropológico: Las manifestaciones sociales y antropológicas del duelo y los procesos de duelo tienen una triple función: permitir la expresión al nivel de la sociedad de esos...

Lectura compartida con niños ¿cuándo empezar?

Hace poco una amiga, ávida lectora, que ha sido madre recientemente, me comentaba las ganas que tenía de que su peque creciera para poder comprarle libros y transmitirle su afición. Y “¿por qué esperar?” Le pregunté yo. “No sé…todavía ni habla, ¿cómo voy a leerle ya?, ¿para qué si no se va a enterar de nada?” A mí siempre me había parecido que transmitir el placer por la lectura era altamente recomendable y debía tener un impacto positivo en el posterior desarrollo del lenguaje, pero ¿desde qué edad sería conveniente hacerlo? ¿Existe evidencia que respalde esta recomendación? Los estudios señalan que la lectura compartida, esto es, la lectura en voz alta que un adulto realiza en compañía de un niño/a generalmente pre-lector, es una de las prácticas que más inciden en la alfabetización temprana y en el posterior rendimiento y hábito lector. Cuando leemos un cuento a un niño/a, le estamos invitando a imaginar, a recrear en su mente lo que describimos, por muy inverosímil que resulte, lo cual promueve un mejor desarrollo de los circuitos cerebrales que procesan información verbal y la formación de imágenes mentales.  Incluso en niños/as en edad pre-escolar, que escuchen cuentos se asocia positivamente con la activación de áreas del cerebro que apoyan las imágenes mentales y la comprensión narrativa. ¿Qué factores deberíamos tener en cuenta? Según los estudios algunos de los factores que aumentan los beneficios de esta práctica son: Frecuencia de la lectura compartida. Se recomienda realizar una práctica frecuente, repetitiva y rutinaria. Edad de inicio. Por el momento no hay muchos estudios que examinen específicamente la edad de inicio exacta en...