Mutismo Selectivo

El mutismo selectivo es un trastorno de ansiedad infantil. Se caracteriza por la imposibilidad de hablar en ciertas situaciones sociales, aun estando conservadas las capacidades lingüísticas, la comprensión del lenguaje y siendo totalmente capaces de hablar con personas conocidas y con las que se sienten cómodos/as, por sentir verdadero miedo a hacerlo. Es un trastorno que suele tener su inicio en la etapa preescolar, siendo la edad media del diagnóstico entre los tres y los ocho años. Las personas que sufren este trastorno suelen haber manifestado algún tipo de ansiedad social en alguna situación previa a su aparición. Causas Entre las posibles causas, se encuentran factores afectivos, familiares y/o conductuales, pudiendo comenzar progresivamente a causa de timidez extrema, dependencia, continuos berrinches, o a causa de alguna situación estresante. Es decir, es un trastorno con un origen multicausal. El mutismo selectivo genera ciertas consecuencias en el menor que afectan a su entorno personal, social y educativo. Signos del mutismo selectivo Los signos del mutismo selectivo son los siguientes, entre otros: El/la menos habla únicamente en ciertos entornos sociales donde se siente a gusto, no habiendo comunicación verbal en otros en los que no se encuentra cómodo/a. Timidez Aislamiento social Elevado nivel de ansiedad Mutismo durante un tiempo mayor de un mes Náuseas o vómitos, dolores de cabeza, diarreas… Retraso del habla Intervención La intervención que se realiza en los casos de mutismo infantil involucra cambios de comportamiento, siendo necesaria la participación tanto de la familia como de la escuela a lo largo del proceso, siendo el objetivo principal del tratamiento que el/la menor pueda comunicarse de manera verbal con su...

EL DUELO Y LAS CUATRO TAREAS QUE AYUDAN A RESOLVERLO

¿Qué es el duelo?                 El duelo es el proceso en el que nos vemos inmersos cuando hemos perdido algo o a alguien querido y valorado por nosotros. En este sentido, hablamos de duelo ante la pérdida de objetos (nuestra casa, nuestro coche, un regalo con significado especial…), determinadas circunstancias (nuestro empleo, la posibilidad de concebir un hijo, la juventud…) o de seres queridos (por ruptura de la relación, distanciamiento físico, fallecimiento…). En este último caso del fallecimiento de un ser querido, este proceso puede ser lento, llegando a durar incluso varios años.   Las Cuatro Tareas Asociadas al Duelo Si bien existen distintas teorías explicativas acerca las fases que sigue el duelo, este post tiene por objetivo plantear dicho proceso desde una perspectiva algo diferente. Esta perspectiva sería la propuesta por Worden, quién plantea que el duelo no representa un estado o una serie de fases en las que la persona se ve envuelta de forma incontrolable, sino que es la propia persona quién debe realizar cuatro tareas específicas con el objetivo de afrontar la pérdida. Estas cuatro tareas serían las siguientes: Aceptar la realidad de la pérdida: los primeros días tras la pérdida suelen ir acompañados de una sensación de irrealidad, incredulidad o aturdimiento, resultando complicado ser consciente del impacto real de la ausencia de la persona en nuestra vida. Esto puede ser así, tanto si por algún motivo sabíamos que la muerte iba a producirse, como si no. Aunque, es cierto, que cuando el fallecimiento se produce de forma inesperada esta sensación puede ser más duradera. En cualquier caso, de forma progresiva es importante ir reconociendo...

El duelo desde una perspectiva psicosocial

Todas las personas a lo largo de nuestra vida hemos vivido o viviremos un proceso de duelo. Vemos que el duelo es un proceso y no un estado concreto y el objetivo final de este es adaptarse y aprender a vivir con esa pérdida. Puede seguir un patrón general, pero no tiene por qué ser el mismo para todas, ya que depende de varios factores, como el tipo de vínculo, el sentido que se le da y los factores psicosociales y culturales (rituales, creencias, representaciones sociales…)(Serna y Estrada, 2013).  Es importante mencionar que el proceso no es lineal, es un recorrido con obstáculos, lleno de sentimientos de dolor ante la pérdida y es necesario sanarlos (Tizón, 2004). Por lo tanto, es un proceso que contiene dinámicas internas y personales, pero también rituales culturales relacionados con las creencias de la sociedad a la que se pertenece (Serna y Estrada, 2013).  ¿Cómo se manifiesta el proceso de duelo?  El duelo impacta en los pensamientos, las emociones, el comportamiento, las relaciones y en las sensaciones físicas. Las reacciones más frecuentes en cuanto a los pensamientos son la confusión, la incredulidad, la preocupación y las rumiaciones. En cuanto a las emociones, aparecen las sensaciones de tristeza, miedo, soledad, inseguridad, ansiedad, ira, culpa, indefensión, impotencia, anhelo… Los comportamientos pueden referirse a aislamiento social, pérdida de apetito, dificultades para conciliar el sueño, falta de energía, conducta de búsqueda, visitar lugares o portar objetos del fallecido… Y las sensaciones físicas más comunes suelen ser opresión en garganta y pecho, falta de aire y energía, flaqueza muscular, boca seca… (Llácer, 2019). Cada persona tendrá una variedad de...

TRASTORNO DE ANSIEDAD SOCIAL ¿Qué es? ¿Causas que lo desencadenan?

El Trastorno de Ansiedad Social (TAS), también conocido como Fobia Social, viene caracterizado por un intenso miedo y elevada ansiedad durante al menos seis meses, ante determinadas situaciones sociales donde la persona se expone a ser valorada de forma negativa por los demás (APA, 2013). Las personas con sintomatología de TAS llevan a cabo conductas de escape y evitación en este tipo de situaciones, con el fin de reducir su malestar pero generando consecuencias funcionales tales como impedimentos a la hora de trabajar, mantener relaciones y vínculos emocionales, oportunidades y nuevas experiencias, mermando así, la capacidad y autonomía del individuo (APA, 2013; García 2013).Los principales factores que acompañan a la aparición de este trastorno están relacionados con relaciones con los iguales, características de personalidad del propio niño, así como eventos estresantes experimentados por el individuo. Asimismo, se cree que los condicionamientos vicarios y clásicos, transmitidos por el familiar -estilos parentales de educación o patrones de conducta de los padres-, tienen un peso significativo en el aprendizaje y el mantenimiento de este tipo de fobia (García, 2013). Así, se evidencian características temperamentales premórbidas -inhibición, sumisión, timidez, retraimiento o asertividad inadecuada- en la niñez, las cuales suelen preceder al desarrollo del TAS (Hirshfeld-Becker et al., 2007). Sin embargo, será en la etapa adolescente, donde exista mayor riesgo de desencadenar esta sintomatología (Lerner & Steinberg, 2013).En cuanto a la epidemiología del TAS, la prevalencia estimada varía en función de la edad, decreciendo cuanto mayor es el individuo (APA, 2013). Muchos estudios revelan que el inicio de este trastorno, oscila entre los 13 y los 17 años, etapa en la que se produce...

Fibromialgia en mujeres

Como seres humanos, no estamos exentos de sufrir el dolor durante algún momento de nuestras vidas. Suele ser una experiencia desagradable, pero cumple una función, ya que nos avisa de que algo no va bien y nos invita a ponerle solución. No obstante, cuando el dolor se alarga en el tiempo pese a haberse curado, deja de cumplir su función. Este dolor crónico suele ser un problema grave de salud que suele conllevar problemas laborales, familiares y personales (Cazorla Navarrete, 2017).  Según Moreno (2020) la fibromialgia se caracteriza por: “Un dolor musculoesquelético generalizado, aumento de sensibilidad al dolor, rigidez, fatiga, entendida como cansancio continuo y sueño no reparador de manera que tienen la sensación de no haber descansado durante la noche al ser un sueño superficial de mala calidad con despertares frecuentes durante la noche”. La fibromialgia es una enfermedad que prácticamente solamente sufren las mujeres, ya que el ratio hombre/mujer es de 1:20. La etiología de esta enfermedad todavía no se conoce ni existen pruebas diagnósticas; pero se tienen en cuenta los factores psicosociales que pueden afectar tanto en la aparición como en la permanencia de esta enfermedad. Briones (2009) realizó una investigación y concluyó que las mujeres con fibromialgia entrevistadas presentaban unas características comunes: Rasgos de perfeccionismo, autoexigencia y responsabilidad Tendencia a esconder las emociones Pertenencia a la clase media-baja y nivel de estudios básico Malestar emocional mayormente causado por un antecedente vital traumático Trabajos duros físicamente, mayormente con un comienzo temprano Doble empleo: en el hogar y en el trabajo Como ocurre en los demás trastornos de dolor crónico, las personas que sufren de fibromialgia suelen...

Neurobiologia de la ansiedad

La ansiedad es la más común y universal de las emociones. Es sinónimo de preocupación, desasosiego, agitación, nerviosismo, tensión… ante acontecimientos futuros o situaciones de incertidumbre. Es la anticipación temerosa de peligro inminente ( presentimiento de que algo grave le va a ocurrir al sujeto) acompañada de un sentimiento intenso y displacentero  de síntomas físicos ubicados en cualquier parte del cuerpo. Se afirma a menudo que el tipo de vida de la sociedad actual tecnológica, urbanizada y competitiva genera mucha ansiedad, y, aunque este sea un factor a tener en cuenta, ansiedad ha habido siempre en todas las épocas, es impensable la vida sin ella. Cierto grado de ansiedad está presente en nuestras vidas cotidianas, así, existe una ansiedad normal (funcional), ligada a las situaciones que vivimos, que cumple una función adaptativa y prepara al individuo para la ejecución de tareas o alerta frente a posibles amenazas. Pero, la ansiedad puede ser patológica cuando no se presenta como respuesta proporcionada frente a un estímulo o si su intensidad y duración exceden de los límites aceptables, es ahí cuando pierde su función de adaptación y se convierte en un problema para el individuo. ESTRUCTURAS CEREBRALES IMLICADAS EN LA ANSIEDAD Existe un sistema neuronal establecido tempranamente en la filogenia responsable de preservar la vida a través de reacciones de lucha o de huida, de la alimentación y la actividad sexual, que a la vez están vinculadas con emociones como enfado, miedo, ansiedad y amor. El sistema límbico se ha identificado como la estructura responsable de estas reacciones comandada y coordinada por la amígdala y el locus ceruleus. LA AMIGDALA Es una...

Diálogo abierto, un tratamiento innovador para primeros episodios psicóticos.

El diálogo abierto es un modelo de atención social creado por Seikkula y Trimble que desarrolla un cambio en la conceptualización de la psicosis. Está inspirado en varios modelos teóricos, entre los que se incluyen las aportaciones de Bateson y la terapia sistémica de Milán. Los autores consideran que las experiencias psicóticas propiamente dichas (alucinaciones y delirios), incluyen información de eventos traumáticos de la vida de las personas que se encuentran en el espectro psicótico, entendiéndolas como vivencias que intentan comunicarse, pero que no han encontrado las palabras correctas para hacerlo. De este modo, los síntomas son maneras de sobrevivir a experiencias muy confusas o dolorosas, y estrategias que la mente pone en funcionamiento para responder a situaciones traumáticas concretas. El objetivo principal de este modelo es ayudar a las personas con psicosis a encontrar su propio modo de dar sentido a sus experiencias, y, por tanto, sentirse más capaces de tomar decisiones por sí mismas. Para ello, resulta fundamental considerar a la persona con psicosis como una persona capaz de explicarse en el mundo, y ver la realidad con sus propios ojos. Esto persigue favorecer el respeto por los valores humanos, pues se alinea con el marco de la dignidad humana, tal y como recoge la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La estructuración del tratamiento responde a la disponibilidad y flexibilidad de un equipo de profesionales de salud mental no jerarquizado, que incluye psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales y enfermeras de la salud mental, y que cuenta con un teléfono abierto las 24 horas del día. Cuando alguien acude al equipo, se le pregunta dónde quiere ser atendido,...

El trauma psicológico

Muchas veces se escucha de forma coloquial la palabra trauma. Pero, ¿Qué entendemos los psicólogos por trauma? La palabra trauma se deriva del griego y significa “herida”. El trauma, tanto físico como psicológico, es un acontecimiento que genera un daño, implicando dolor y otra serie de secuelas. Pierre Janet lo definió en 1920 como “el resultado de la exposición a un acontecimiento estresante inevitable que sobrepasa los mecanismos de afrontamiento de la persona”. Suele ser un término que conlleva una connotación extremadamente negativa, tanto que se suele evitar o generar emociones como la culpa o vergüenza. En consulta, es habitual que se esquive esta pregunta, y el paciente responde cosas como “fue malo, pero pasó, para nada me han quedado secuelas de aquello”. A la vez, en la población general se tiene la idea de que un trauma es causado por un evento de una gravedad objetiva, como una violación, y que otros eventos que no son tan impactantes no pueden ser traumas. Además de esta idea, es común que se piense que los traumas pasados se “curan” de forma espontánea, y que sentirse mal por diferentes eventos de la niñez no tiene sentido. Esto, junto con que se asocia a personalidad “frágil”, hace que hablar de ello sea muy complicado. Hay muchas confusiones en la distinción entre trauma y trastorno por estrés postraumático (TEPT). El TEPT es una categoría del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (APA, 2013), en el que se incluyen diferentes criterios para diagnosticar el TEPT. A continuación, se exponen dichos criterios:   A. Exposición a la muerte, lesión grave o violencia sexual, ya...

Abuso sexual infantil (parte I)

Hoy escribo sobre un tema incómodo, doloroso, que solo leyéndolo provoca una variedad de emociones desagradables que muchas veces nos impulsan a cerrar el ordenador o a abrir cualquier otra aplicación que nos entretenga y en la que el contenido sea más amable. Sin embargo, no hablar de ello no hace que desaparezca, más bien todo lo contrario, lo perpetúa y agrava la situación y las consecuencias en los menores que lo sufren, lo han sufrido o lo sufrirán. Por eso te invito a que superes el rechazo o el dolor inicial que este tema te puede provocar y conozcas un poco mejor de qué se trata y cuáles son las señales de alarma que nos pueden ayudar a identificar que un menor está sufriendo este tipo de abusos.   ¿Qué entendemos por abuso sexual infantil?   El abuso sexual infantil es un tipo de maltrato hacia los niños/as y adolescentes por parte de una persona que se vale de su superioridad (física, de estatus, nivel intelectual, edad…) y su posición para obligar/coaccionar/engañar, al menor a llevar a cabo u observar conductas sexuales inapropiadas para su edad o nivel de desarrollo. Se trata de una realidad mucho más común de lo que pensamos (se estima que uno de cada cinco ninos/as en Europa puede ser víctima de alguna forma de violencia sexual antes de cumplir los 18 años) de la que como sociedad nos debemos concienciar, y que es necesario visibilizar para que todos y todas nos podamos corresponsabilizar en materia de protección de niños/as y adolescentes. Características Lo realiza una persona con una posición de poder (una persona...

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y LA POBLACIÓN INFANTIL ¿ES POSIBLE EDUCARLOS PARA UN CONSUMO RESPONSABLE?

Los medios de comunicación juegan un rol educativo y socializador fundamental, ya que construyen y difunden la realidad social, es decir, valores, estereotipos e imágenes de diversos grupos sociales, ofreciendo una educación permanente y omnipresente. Tienen la función de proporcionar experiencias y valores referenciales, de manera que dibujamos nuestra vida cotidiana en base a los contenidos que asumimos, organizamos e interpretamos (Ruiz, 2006). En definitiva, no solo cumple con la función de informar, es un medio que entretiene y educa. El público infantil se expone de forma cada vez más directa y temprana a la influencia de los medios. Hay dos aspectos que cabe mencionar sobre este público, el primero es que consumen más televisión que las personas adultas desde una edad muy temprana. El segundo, es que lo hacen en plena época de desarrollo físico e intelectual y de formación de hábitos y actitudes. La televisión despierta gran interés en el público infantil, con una poderosa persuasión e influencia, provocando la identificación con el sujeto que se proyecta, es más, es muy común que los niños y niñas identifiquen a sus familiares y amigos con personajes animados (Martín, 2015). Media-friends se refiere al término acuñado por Joshua Meyrowitz que define la ilusión creada por la televisión de conocer a personajes ficticios que en realidad no conocemos y de creer que podemos interactuar con ellos. El objetivo es conseguir una integración psicológica de admiración con carga emocional conectando al público con los protagonistas que son transmisores de roles. Esto implica que los niños y niñas asimilen las características de los personajes y el contenido que estos transmiten, de ahí...