Lectura compartida con niños ¿cuándo empezar?

Hace poco una amiga, ávida lectora, que ha sido madre recientemente, me comentaba las ganas que tenía de que su peque creciera para poder comprarle libros y transmitirle su afición. Y “¿por qué esperar?” Le pregunté yo. “No sé…todavía ni habla, ¿cómo voy a leerle ya?, ¿para qué si no se va a enterar de nada?” A mí siempre me había parecido que transmitir el placer por la lectura era altamente recomendable y debía tener un impacto positivo en el posterior desarrollo del lenguaje, pero ¿desde qué edad sería conveniente hacerlo? ¿Existe evidencia que respalde esta recomendación? Los estudios señalan que la lectura compartida, esto es, la lectura en voz alta que un adulto realiza en compañía de un niño/a generalmente pre-lector, es una de las prácticas que más inciden en la alfabetización temprana y en el posterior rendimiento y hábito lector. Cuando leemos un cuento a un niño/a, le estamos invitando a imaginar, a recrear en su mente lo que describimos, por muy inverosímil que resulte, lo cual promueve un mejor desarrollo de los circuitos cerebrales que procesan información verbal y la formación de imágenes mentales.  Incluso en niños/as en edad pre-escolar, que escuchen cuentos se asocia positivamente con la activación de áreas del cerebro que apoyan las imágenes mentales y la comprensión narrativa. ¿Qué factores deberíamos tener en cuenta? Según los estudios algunos de los factores que aumentan los beneficios de esta práctica son: Frecuencia de la lectura compartida. Se recomienda realizar una práctica frecuente, repetitiva y rutinaria. Edad de inicio. Por el momento no hay muchos estudios que examinen específicamente la edad de inicio exacta en...

Inteligencias Múltiples e Inteligencia Emocional

Antes de los 90´s el Cociente Intelectual era una medida utilizada para clasificar centrándose únicamente en los aspectos académicos de las personas, además según ese cociente se vaticinaba una vida exitosa, media o fracasada en el futuro de las/os evaluadas/os. En 1983 Gadner, propuso que la inteligencia no era un concepto cerrado únicamente al ámbito académico, si no que existía más de un concepto de inteligencia. Observó que personas con un CI muy alto, en el futuro no gozaban vidas tan exitosas como se suponía que debían de tener y al contrario, personas con un CI bajo o medio, disfrutaban de vidas prósperas.  Asimismo fue consciente de que en diferentes ámbitos existían sujetos con diferente grado de capacidad aun trabajando lo mismo, encontramos por ejemplo personas brillantes tocando el violín, otras con una media o nula capacidad, podemos ver también personas que son excepcionales en el baile y otras con menos capacidad. Gadner entonces formuló la teoría de Las Inteligencias Múltiples. Teoría de las Inteligencias Múltiples Gadner definió inteligencia como un potencial psicobiológico para resolver problemas o crear nuevos productos que tienen valor en su contexto cultural. Es decir, la mente de las personas puede desarrollar diferentes realidades mentales y usarlas de forma diferente en función de los contextos situacionales que se exigen. Convirtió a la inteligencia en una capacidad desarrollable, sin obviar el componente genético de la misma. Según Gadner, existen nueve inteligencias con las que las personas adquieren información del entorno, la interpretan y la reformulan para mostrarla a los demás. Describió éstas: Inteligencia lingüística-verbal, capacidad de usar el lenguaje escrito y oral.Inteligencia lógico-matemática, capacidad para resolver...

¿Por qué percibimos y afrontamos una misma realidad de distinta manera?

Para empezar, decir que es la evaluación cognitiva de la situación lo que determina como respondemos emocionalmente, es decir, no es la propia situación o estímulo si no la interpretación que se hace. Otras veces, es la emoción lo que suscita los pensamientos. Una emoción es una experiencia multifactorial ya que implica diferentes niveles de activación de placer o desagrado, está asociado a experiencias y motivaciones internas y también esta mediado por factores contextuales o culturales. A veces, nos preguntamos porque uno tiene tendencia a los pensamientos o afectos negativos y porque es tan difícil deshacerse de ellos. Esto es porque la mente humana se desarrolló para estar preparada para identificar las situaciones amenazantes, debido a que no hacerle caso puede suponer un peligro real para uno mismo. Por esto, el afecto negativo suele perdurar en el tiempo mientras que los periodos en las que predominan los afectos positivos son más cortos. La flexibilidad emocional es también un factor importante que determina en qué medida uno puede adaptarse a las diversas demandas del entorno y en consecuencia puede modular las conductas o las actitudes hacia ellas. Esto es importante para poder adaptarse a situaciones especialmente complejas (discusiones de pareja, presión en el trabajo, etc.).  Las personas con escasa tolerancia al malestar, tienen tendencia a mostrar estrategias de evitación de la emoción. En consecuencia, se perciben como más catastróficas. Por el contrario, las personas con alta tolerancia a la frustración y al malestar, muestran una mayor predisposición a exponerse a estas situaciones y a percibirlas con un mayor afecto positivo. Cuando percibimos que las cosas nos afectan especialmente y reaccionamos...

Las habilidades sociales ¿Qué son y cómo pueden entrenarse?

El ser humano es por naturaleza un ser social, de modo que para la mayoría de las personas las relaciones interpersonales suponen una fuente de satisfacción e incluso un pequeño oasis en el que refugiarse tras cumplir con las obligaciones y responsabilidades del día a día. Sin embargo, para otras, este tipo de relaciones pueden suponer todo lo contrario, una importante fuente de estrés y malestar que puede llegar a generar la sensación de estar perdido en un mar de dunas en el que no se sabe cuál es la dirección correcta a seguir. Por supuesto, esto es así cuando la persona es consciente de las dificultades que tiene para desenvolverse adecuadamente en situaciones sociales, cuando no se es consciente de estas dificultades el malestar provendrá directamente de las consecuencias que la persona recibirá de un modo u otro por parte del entorno (conflictos interpersonales recurrentes, finalización de relaciones amistosas o de pareja, despidos del lugar de trabajo, etc.). ¿Qué son las habilidades sociales y qué habilidades comprenden? Las habilidades sociales podrían definirse como el conjunto de destrezas que nos permite mantener relaciones satisfactorias con los demás, hacer respetar nuestros intereses, sentimientos y derechos, lograr nuestros objetivos personales y, en definitiva, promover nuestro bienestar emocional. Además, la persona socialmente hábil no solamente respetaría sus propios intereses, sentimientos y derechos, sino que también tendría en cuenta y respetaría los de los demás. Probablemente, a pesar de esta definición, el concepto de habilidades sociales siga pareciéndote bastante amplio e incluso algo abstracto, de modo que veamos más específicamente cuales son las principales habilidades o destrezas enmarcadas dentro de este concepto: Iniciar,...

Vacaciones con menores, tiempo para aprovechar

Ya llegó el verano y con él, las vacaciones del colegio. Este año para algunas familias, no va a cambiar mucho con respecto a los meses anteriores, ya que el último cuatrimestre, con el confinamiento, las familias han tenido que ingeniárselas para ocupar las horas de sus hijos e hijas de la mejor forma posible. Aún así, es importante hacer notar que ha cambiado la etapa y ahora están de descanso. Los menores esperan con entusiasmo esta época del año ya que pueden dejar a un lado las exigencias del colegio, y tienen tiempo para hacer actividades diferentes, ser más creativos, hacer nuevas amistades, pasar más tiempo con la familia, descubrir lugares… y también tienen tiempo para descansar y aburrirse. En el otro extremo se encuentran los padres y madres, que por lo general no disponen de tantos días de vacaciones y esta época del año rompe esquemas y exige adaptarse de la mejor forma posible, haciendo que las vacaciones de los/as pequeños/as sean un motivo de estrés. Con el objetivo de mantenerles cuidados y de aprovechar el tiempo, es habitual ver muchas opciones para ocupar el ocio de los/as pequeños/as, desde actividades deportivas, hasta cursos de repaso de temario escolar, el abanico es muy variado y existen opciones muy interesantes.  Con la oferta que hay y dando como opción las que más se ajusten a las posibilidades familiares, es recomendable permitir al/la menor elegir qué le apetece hacer durante este tiempo, ya que así nos aseguraremos de que acuda motivado/a, disfrute y aproveche todos beneficios que pueda obtener de ello y quizás descubra nuevas habilidades, mejore su autoestima,...

Celos en la infancia

Miedo, alegría, rabia y tristeza son las consideradas emociones básicas, pero experimentamos muchas más. Sentir emociones es lo que nos hace humanos, además poder racionalizarlas hace que nos diferenciemos del resto de mamíferos. Entendemos la emoción como una experiencia multidimensional que afecta al menos a tres sistemas de respuestas: cognitivo, conductual y fisiológico. Cualquier proceso psicológico conlleva una experiencia emocional de diferente intensidad y cualidad y todas las emociones tienen alguna función y utilidad, hasta las más desagradables tienen funciones importantes de adaptación social y ajuste personal. Lo más característico de las emociones sociales como los celos, la envidia, la empatía… es que adoptan sentido en su relación con los demás. También se las considera emociones secundarias ya que se experimentan y están formadas a partir de emociones básicas o primarias. Los celos son una emoción universal, que se vive como desagradable y que se experimenta desde la niñez hasta la edad adulta. En este blog nos vamos a centrar en los celos que se experimentan en la niñez. Los expertos definen los celos en la infancia como “una reacción irracional compuesta de tristeza, pérdida de autoestima y enemistad hacia un rival, unida a autocrítica”. Además, es importante que distingamos entre celos y envidia, los celos se experimentan ante el miedo a perder un objeto querido y la envidia se experimenta ante algo que tiene el otro y nosotros nunca tuvimos. Los celos ante la llegada de un hermano son prácticamente inevitables y aunque la forma de presentación, la duración y la intensidad es muy variable, es algo prácticamente inherente, sobre todo si era hijo único. Tampoco nos debe...