Los efectos de la pérdida del trabajo

La situación de pandemia que vivimos hoy en día ha traído consigo múltiples consecuencias en la sociedad y las personas. Una de ellas ha sido el desempleo, llegando a registrarse 648.384 parados más, sin contar las personas que se encuentran con su puesto de trabajo suspendido o con reducción de jornada horario con motivo de ERTE que tanto hemos oido últimamente.  ¿Cómo puede llegar a afectar este hecho en el aspecto psicológico de las personas? El trabajo remunerado ocupa un papel  central de la vida de las personas, ademas de proporcionar la cobertura económica necesaria para poder cubrir las necesidades básicas, también proporciona orden a la actividad diaria de las personas, facilita la organización estructurada, aporta relaciones sociales mas allá del ámbito familiar, proporciona metas y objetivos personales, proporciona identidad personal y  fomenta una actividad concertada que hace que las personas mantenerse activas y ocupadas, llegando a ser una de las mayores motivaciones para trabajar y uno de los mayores costes psicológicos (la inactividad) de estar desempleado.  Como se ha mencionado antes, la situación actual caracterizada por una alta tasa de desempleo, facilita la aparición de una forma de estrés laboral donde tiene gran impacto la inseguridad relacionada con el presente (perder el trabajo o incapacidad de cubrir las necesidades básicas ) y con el futuro ( dificultades para encontrar uno nuevo), llegando a constituir uno de los factores de riesgo principales para la aparición de problemas de salud mental: ansiedad, insomnio, depresión, conductas lesivas… Por ejemplo, Eisenberg y Lazarsfeld (1938) establecieron para los años de la Gran Depresión las consecuencias negativas para la salud asociadas al alto desempleo: deterioro emocional,...

CAMBIOS Y TRANSICIONES: ¿CÓMO NOS AFECTAN A NIVEL PSICOLÓGICO?

El comienzo de un nuevo año puede traer consigo el inicio de una nueva etapa, un nuevo trabajo, un nuevo proyecto de vida o profesional, el establecimiento de nuevos objetivos vitales, nuevas rutinas, adopción o desempeño de nuevos roles, etc. en definitiva, eventos y desafíos que conllevan cambios en nuestro día a día. Desde un prisma psicológico, vemos que los cambios pueden darse en multitud de contextos, situaciones y direcciones. A lo largo de la vida las personas atravesamos numerosas transiciones, las cuales conllevan cambios vitales significativos que pueden implicar tanto pérdidas (pérdida de relaciones, de roles, de funciones, etc.) como ganancias a nivel psicológico y afectar a nuestra salud mental. Por ello, los procesos de adaptación a los cambios son considerados aspectos nucleares para nuestra salud psicológica; de modo que, la forma en que afrontemos, integremos y nos adecuemos a esos cambios influirá de forma importante en nuestro bienestar psicológico. Generalmente, no todas las personas suelen pasar por las mismas transiciones a lo largo de su vida, en este sentido, existen diferencias interindividuales. Esto es así porque los cambios y transiciones que debe afrontar cada persona están moldeados por la cultura en la que estamos inmersas, nuestra historia, la sociedad en la que vivimos y la historia biográfica de cada persona. Adicionalmente, los factores mencionados junto con algunos más, también contribuyen a cómo vivimos las transiciones, es decir, si las vivimos como algo positivo, como algo negativo, como imposiciones, esperables, inevitables, incontrolables, etc. Sea como sea, se trata de momentos de gran vulnerabilidad psicológica; ya que, tengan una valencia positiva o negativa, sean esperables o sorpresivas, lo cierto...

TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD

En los últimos años cada vez es más común escuchar este término y además asociado a población más joven. El trastorno límite de personalidad, es el trastorno de personalidad más diagnosticado, la prevalencia en población adulta se sitúa entre el 1,4 y el 5,9%. Es un trastorno que suele debutar en la adolescencia. Desde hace varios años el TLP, está ocupando a muchos profesionales de la salud mental en su estudio para comprender, diagnosticar y tratar a las personas afectadas. En rasgos generales las personas que sufre TLP se caracterizan por: Desregulación emocional: que incluye una alta sensibilidad a estímulos        emocionales, una respuesta muy intensa a estos estímulos y dificultad para retornar a la calma emocional.Patrón de relaciones inestables y difusión de la propia identidad.Desregulación conductual: comportamientos impulsivos y conductas autolesivas. Tras el estudio y numerosas investigaciones se aboga por entender el TLP como un trastorno cuyo núcleo central es la desregulación emocional. Esta desregulación tiene origen en cierta disponibilidad biológica, cierto contexto ambiental y la interacción entre estos dos factores. Entre los factores de vulnerabilidad la circunstancia ambiental fundamental es el “ambiente invalidante”. Este ambiente se da desde la niñez, respondiendo de manera errática e inadecuada a los emociones, pensamientos o creencias del niño.  Además, los ambientes invalidantes tienden a responder de manera extrema a las experiencias del niño. Un ambiente invalidante contribuye a esta desregulación porque no son capaces de enseñar al niño a poner nombre a lo que le ocurre y no le ayudan a modular esta activación emocional. Esta visión, apunta que una de las experiencias invalidantes más traumáticas en la infancia es el abuso...

Memoria

La memoria, como la salud, y como tantas otras cosas en la vida, parece que se valora más cuando se pierde o, más exactamente, cuando nos asalta la inquietante sospecha de que, en nosotros mismos o en alguien de nuestro entorno cercano, está empezando a fallar. Aunque las cosas parecen estar cambiando, todavía da la sensación de que mucha gente piensa que la memoria es algo secundario que solo sirve para aprender cosas al pie de la letra como un número de teléfono, la letra de una canción, la lista de la compra o los apuntes para un examen. De hecho, suele ser muy común escuchar a personas de todas las edades decir con total naturalidad que tienen mala memoria sin que eso suponga ningún tipo de problema u obstáculo en sus vidas. Como si la memoria explícita, intencional y controlada, fuese el único tipo de memoria. Sin embargo, el aumento de enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, nos recuerdan que la memoria es algo más que eso, y hacen que valoremos más la importancia que tiene y tomemos conciencia del papel clave que juega en la existencia humana. Basta con pensar en una mañana cualquiera de un día cualquiera. Desde que nos despertamos, nuestra memoria entra en acción y, gracias a la participación del conocimiento y de la experiencia acumulados en ella, podemos interpretar y entender la alarma del despertador, reconocer el lugar en el que nos encontramos y todos los objetos que nos rodean, recordar qué día es y qué es lo que tenemos que hacer, así como dónde está el cuarto de...

El (supuesto) síndrome del niño estresado: la sobreocupación infantil

La semana pasada, un padre preocupado, nos preguntaba en torno a este síndrome de nombre curioso. Y es que, a menudo, socialmente (en este caso grupos de whatsapp del cole, corrillos de padres de compañeros del aula de nuestros hijos, etc.) se generan y acuñan términos y explicaciones que, lejos de la evidencia científica, intentan dar solución a las preocupaciones que tenemos. En otras ocasiones, son los medios de comunicación los que generan esa preocupación, como es este el caso. Sea como fuere, esto se ve agravado por la poca formación que tenemos en emociones y en cómo gestionarlas, en torno a nuestro funcionamiento psicológico y cognitivo, así como en la crianza y la paternidad de nuestros hijos. Además, con la llegada de este confinamiento y casi la parada en seco de las actividades infantiles (con el deporte escolar y las extraescolares suspendidas), la sensación de estar estimulando insuficientemente a nuestros más pequeños se ha acrecentado. Vamos a ir pregunta por pregunta resolviendo algunas cuestiones: ¿Qué es eso del síndrome del niño estresado? Se ha venido a llamar así socialmente a un supuesto síndrome donde el niño se ve sobreocupado de actividades y no tiene tiempo ni siquiera para ser niño y hacer lo que hacen todos los niños: jugar y desarrollarse mediante esta actividad, que recordemos que en ellos es básica e imprescindible. Algo así como la siguiente figura: ¿Pero los niños sufren de estrés y ansiedad? Aunque pudiera parecernos una pregunta absurda, no lo es. Y es que si ya habitualmente tenemos un defecto de conocimiento en torno a nuestro funcionamiento psicológico, es habitual encontrar personas que...

El papel de la motivación en nuestros objetivos para el 2021

Todos nos planteamos objetivos y metas para el año nuevo que nos harán ser mejores personas o estar más sanos. Sin embargo, estos objetivos a menudo no se cumplen, ya sea por no ajustarse a lo que en realidad podemos conseguir o por no estar motivados para cumplirlos. Cuantas veces habremos dicho “este año voy a hacer deporte”, “este año dejo de fumar”, “este año voy a aprender inglés”, etc. Este post explicara la importancia que tiene la motivación tanto para cumplir dichos objetivos como para cualquier otro, además de describir unos consejos para que esas metas, a diferencia de otros años, este año se cumplan. La motivación se puede definir como el proceso que inicia, guía y mantiene las conductas que se orientan a lograr un objetivo o a satisfacer una necesidad. No obstante, estos objetivos normalmente suelen ser variados, por lo que los tipos de motivación de los que nacen nuestras fuerzas también lo son. Muchos psicólogos se han interesado por el estudio de la motivación, puesto que  es un principio básico del ser humano: nadie se mueve sin una motivación. Por ello, son muchas las teorías que hablan de la motivación humana, entre ellas la más conocida “Pirámide de Maslow”. Esta teoría, describe una serie de necesidades en forma jerarquizada, y explica que conforme se satisfacen las necesidades más básicas, los seres humanos vamos desarrollando necesidades y deseos más elevados. El grado de motivación, como se ha mencionado anteriormente, se determina en relación a la importancia que le da cada persona a una motivación en concreto, esto es, si la persona le da mucha importancia a...