Efecto placebo

La relación que hay entre mente y cuerpo es cada vez mas clara y conocida, y un gran ejemplo de esto son el efecto placebo y el efecto nocebo, en los que la mente juega un papel principal para los cambios que se dan en el cuerpo.  

El placebo es una sustancia sin principio activo, que se administra como pastillas de azúcar o soluciones intravenosas de agua estéril, que a través de mecanismos neurobiologicos y teorías psicológicas suelen tener efectos positivos en la salud de los pacientes que los toman, ademas, el placebo no solo se utiliza como terapia, en las investigaciones se administran en el momento de evaluar la calidad de un ensayo clínico controlado para ver el efecto verdadero de la sustancia estudiada.  Estos placebos, pueden ser tangibles (tabletas, píldoras, inyecciones,…) o intangibles (trato empatico, palabras de aliento, relación terapeutica,…).

La comprensión del efecto placebo se basa en 3 teorías:

  • Teoría clásica: el efecto placebo se basa en una respuesta condicionada debido a las asociaciones repetidas entre un estimulo condicionado (un componente neutro como un fármaco activo ) y un estimulo incondicionado ( elemento capaz de provocar el cambio terapéutico).
  • Teoría de la expectativa: ilusiones, pensamientos o deseos positivos que vienen de la sugestión y que se tiene al momento de recibir el placebo. El ejemplo mas claro de esta teoría son las investigaciones llevadas a cabo en las que se administraban pastillas de azúcar que se identificaba como un medicamento nuevo con efecto analgésico. Así, se generaban expectativas positivas provocando cambios fisiológicos que suprimían el dolor de los participantes.
  • Teoría neurobiologica: consiste en la interacción de regiones del sistema nervioso central que participan activamente en la percepción e integración del dolor y que pueden ser estimuladas o inhibidas por procesos cognitivos y emocionales.  

Por otro lado, en el lado opuesto esta el efecto nocebo, este efecto hace referencia a la aparición de efectos adversos, generalmente subjetivos, tras la administración de una terapia o medicamento. Al igual que el efecto placebo, este efecto resulta de sinergia de mecanismos psicológicos y neurobiologicos.

En conclusión, el placebo (tangible e intangible) es una herramienta terapéutica que puede resultar beneficiosa para el paciente si se utiliza de una forma adecuada a través de expectativas positivas, pensamientos de superación y deseos de mejoría que generan un cambio a nivel neurobiologico debido a la liberación de sustancias neurohormonales y activación de sistemas corporales que provocan un estado de bienestar. El uso de este efecto placebo, resulta un dilema ético, ya que, el efecto placebo se basa en gran parte en el desconocimiento por parte del paciente al que se le administra y el informarle podría hacer que el procedimiento no tuviera efecto. Por eso, es creo que seria positivo que  los psicólogos conozcamos y sepamos manejar estos efectos, ya que pueden tener efecto (positivo o negatico) en la intervención, y, para ello, desarrollar estrategias como el encuadre positivo para informar al paciente del procedimiento que se va a llevar a cabo, los beneficios y los posibles efectos adversos es muy importante.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.